GIRA

El papa Francisco llega a México en visita histórica

La de hoy será la primera vez en que un presidente mexicano reciba en el Palacio al jefe de la Iglesia católica, un gesto simbólico en un país devoto, pero con una larga tradición laica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Francisco arriba a México para gira histórica. Foto: Reuters

El papa Francisco realiza este sábado los primeros actos de su visita de cinco días a México, el segundo país con más católicos del mundo, bajo grandes expectativas de los mexicanos para que aborde sus problemas de violencia o corrupción y con un inédito recibimiento del gobierno.

Después de que miles de personas lo recibieran en las calles de la capital la noche del viernes con cánticos y hasta música de mariachi, Francisco arrancará esta mañana su apretada agenda en la Ciudad de México con una reunión en Palacio Nacional con el presidente Enrique Peña Nieto.

"Que venga a poner orden. México es uno de los países más católicos del mundo, ¿no? Pues que el papa le diga a los gobernantes que solucionen de una vez por todas la pobreza, la migración ilegal, los abusos de poder", pedía el viernes Rogelio Cantú, un abogado de 57 años que salió a la calle para ver de cerca al pontífice.

La de hoy será la primera vez en que un presidente mexicano reciba en el Palacio al jefe de la Iglesia católica, un gesto simbólico en un país devoto, pero con una larga tradición laica y que apenas en 1992 restableció relaciones diplomáticas con el Vaticano.

De hecho, la visita del papa a México fue buscada con insistencia por el gobierno de Peña Nieto, que ha sido blanco de fuertes críticas por la situación de derechos humanos en el país y casos como la desaparición y presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Tras el encuentro con el presidente, el pontífice visitará la catedral metropolitana para, en la tarde, encabezar uno de los actos espirituales más esperados de su visita: la misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a quien Francisco ha encomendado su viaje.

"El encuentro del papa con la Virgen de Guadalupe será monumental. Él es un gran devoto mariano y la virgen de Guadalupe no es sólo reina en México sino emperatriz de América", estima Andrew Chesnut, profesor de estudios de religiones en la Universidad de Virginia Commonwealth, Estados Unidos.

Francisco ha manifestado su emoción por estar en el santuario y ha dicho que, al terminar la misa, le gustaría rezar solo y en silencio frente a la imagen de la virgen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)