VIDEO

El Papa en Colombia en apoyo al proceso de paz

El país sigue aún dividido por los acuerdos con las FARC.

El papa Francisco llegó ayer miércoles a Colombia con un mensaje de reconciliación a una nación dividida por el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC. Ese acuerdo busca acabar con un conflicto de más de 50 años que dejó cicatrices en millones de personas.

El avión de Alitalia con el Sumo Pontífice y su comitiva aterrizó en la base aérea militar de Catam, donde fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos y su esposa.

Un adolescente que nació cuando su madre, la política Clara Rojas, estaba secuestrada por las FARC, le regaló una paloma blanca en porcelana a Francisco, que después saludó a niños que lo esperaban y a miembros del gabinete.

El Papa fue recibido por Santos y un niño cuando su madre estaba secuestrada por las FARC. Foto: Reuters
El Papa fue recibido por Santos y un niño cuando su madre estaba secuestrada por las FARC. Foto: Reuters

El Papa observó sonriente un baile folclórico colombiano, estrechó la mano a policías y militares que quedaron en silla de ruedas por el conflicto armado, y luego abordó un papamóvil para ir a la sede de la Nunciatura Apostólica por una autopista en donde lo esperaban miles de personas para vivarlo.

La primera visita papal en 31 años a Colombia se produce en momentos en que el Gobierno y las FARC implementan el pacto firmado el año pasado para terminar un enfrentamiento que dejó al menos 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados.

Pero un amplio sector de la sociedad se niega a integrar a las FARC a la vida civil, mientras el Gobierno avanza en otra negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que de tener éxito llevaría al país a una paz más sustentable.

En su vuelo hacia Bogotá, el Papa dijo que el viaje era "un poco especial porque se está haciendo para ayudar a Colombia a avanzar en su camino a la paz".

Francisco buscará tender puentes en la sociedad colombiana, después de que más de 7.000 combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejaron las armas y formaron un partido político.

La polarización entre los colombianos quedó en evidencia cuando la mayoría rechazó en un plebiscito y por estrecho margen el acuerdo de paz con las FARC.

Presionado por la oposición, el presidente Juan Manuel Santos modificó el acuerdo. Pero los cambios no llenaron las expectativas de los críticos que insisten en llevar a la cárcel a los jefes guerrilleros e impedirles participar en política.

Con el lema "Demos el primer paso", Francisco presidirá masivas concentraciones con feligreses en la capital Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, en donde se reunirá con víctimas de la violencia, exguerrilleros, religiosos y familias pobres del país.

Venezuela.

Ayer Francisco pidió diálogo en la convulsa Venezuela al iniciar su visita a Colombia. En el avión, el pontífice pidió una "oración para que pueda haber diálogo con todos" en Venezuela, y le envió un telegrama al presidente Nicolás Maduro en el que abogó por la "solidaridad, justicia y concordia". Jerarcas de la Iglesia católica en Venezuela se reunirán con el Papa hoy jueves durante un encuentro con el Consejo Episcopal Latinoamericano en Bogotá. El Vaticano ha apoyado los intentos de diálogo entre Maduro y la oposición.

Cientos de venezolanos que han migrado a Colombia a causa de la crisis, son esperados en la primera misa que oficiará Francisco hoy jueves en Bogotá.

Francisco le hablará al mundo de perdón y reconciliación, servicio sacerdotal, medioambiente, dignidad y derechos humanos.

En Villavicencio, beatificará a dos sacerdotes católicos asesinados, antes de presidir una oración por la reconciliación nacional con las víctimas de la violencia, exguerrilleros y militares. Para la misa se llevó el crucifijo de la iglesia donde ocurrió la masacre de Bojayá, en la región de Chocó, donde murieron en 2002 un centenar de civiles que se habían refugiado en ese templo durante los enfrentamientos entre las FARC y grupos paramilitares.

Visita "non grata" para conservadores.

Los católicos ultraconservadores de Colombia consideran "non grata" la visita de Francisco.

Es el papa "ilegítimo", dicen en coro. Aunque reconocen que son una minoría, ejercen influencia política y difunden su mensaje a través de la televisión por cable. Sus opiniones levantan polvareda en un país de 48 millones de habitantes y de mayoría católica.

"Como dicen los diplomáticos, es non grata la visita. ¿Por qué es non grata? Porque un falso papa, un falso profeta de Dios, en vez de traer bendiciones para el país, es de esperarse que traiga maldiciones y traiga males", dice a la AFP el catedrático y ex aspirante presidencial José Galat.

De 89 años, Galat presenta un programa semanal de hora y media que tiene una audiencia de 400.000 televidentes, desde el cual cuestiona las declaraciones de Francisco.

Los ultraconservadores se abstienen de llamarlo Santo Padre, Sumo Pontífice o papa, para ellos es Bergoglio a secas y además es el falso profeta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)