VIDEO

El Papa cerró su gira junto a los pobres de Colombia

En Cartagena visitó uno de los barrios más humildes; habló contra la prostitución y el narcotráfico.

Al cierre de una visita de cinco días a Colombia, el pontífice llegó a la caribeña ciudad de Cartagena, un destino turístico reconocido por sus murallas coloniales que enmascaran una profunda pobreza y desigualdad social en sus barrios.

El Papa ha hecho mucho énfasis en su mensaje en la reconciliación y el perdón después del acuerdo de paz que firmó el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC, para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Pero en Cartagena habló a los marginados, particularmente a los niños y niñas en riesgo de explotación sexual, a menudo estimulados por la demanda de turistas extranjeros. "Son los pobres, los humildes, los que contemplan la presencia de Dios, a quienes se revela el misterio del amor de Dios con mayor nitidez", dijo, ovacionado por miles de personas a su paso por las calles de Cartagena.

"La caridad ayuda a comprender la verdad y la verdad reclama gestos de caridad", precisó en un mensaje que leyó en el atrio de la iglesia San Pedro Claver.

Cartagena, ciudad amurallada que en el siglo XVI solía ser atacada frecuentemente por piratas, es ahora sede de lujosos hoteles y el destino de turistas, donde los pobres venden cocos, frutas tropicales, gafas, gorras y otros accesorios de playa.

El Papa visitó el humilde barrio de San Francisco, donde bendijo un refugio para niñas en riesgo, vulnerables a la prostitución infantil, las drogas y la violencia.

Después pronunció la oración del Ángelus en la iglesia San Pedro Claver, famoso en el siglo XVII por su trabajo ayudando a los esclavos que vinieron en barcos de África.

"Todavía hoy, en Colombia y en el mundo, millones de personas son vendidas como esclavos o bien mendigan un poco de humanidad, un momento de ternura, se hacen a la mar o emprenden el camino porque lo han perdido todo, empezando por su dignidad y por sus propios derechos", afirmó al pedir por los que sufren la violencia y la trata de personas.

Alrededor de Cartagena, una ciudad de un millón de habitantes, cientos de miles viven en improvisadas casas de madera en barrios bajos con alcantarillas abiertas y sin agua potable. Además, Cartagena está plagada de escándalos de corrupción que exacerba la división entre ricos y pobres. El alcalde y otras autoridades del puerto están presos por manejo irregular de fondos públicos.

La ciudad llegó a los titulares de la prensa mundial en el 2012 durante una Cumbre de las Américas, cuando los agentes del servicio secreto que viajaron con el entonces presidente Barack Obama estuvieron involucrados en un escándalo con prostitutas en un hotel.

Francisco en la iglesia San Pedro Claver. Foto: Reuters
Francisco en la iglesia San Pedro Claver. Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)