GOLPEADOS POR EL HURACÁN

Países del Caribe luchan por resurgir del desastre de Irma

San Martín y Barbuda están en ruinas y en Cuba inician la reconstrucción.

Un habitante de las Islas Vírgenes estadounidenses observa los daños de Irma. Foto: Reuters
Un habitante de las Islas Vírgenes estadounidenses observa los daños de Irma. Foto: Reuters

En Quartier d´Orléans, uno de los barrios más pobres de San Martín, Nicaise Jasaron mira a sus hijos jugar. Alrededor de ella, los techos de chapa están abiertos como latas de conserva. En esta zona desheredada de la isla, el huracán Irma golpeó a ciegas.

¿La reconstrucción puede ser vista como una oportunidad? "Para reducir las desigualdades, sí", confía esta treinteañera, oriunda de la parte francesa de esta isla caribeña.

Le disgusta de "su isla": la explosión demográfica, los precios inmobiliarios exorbitantes, los inmigrantes que han venido de otras islas del Caribe para "aprovecharse" de las prestaciones sociales francesas o para dedicarse a diversos tráficos (drogas, armas, prostitución).

Según cifras oficiales de 2016, la población del lado francés se triplicó en los años 80. Ahora un tercio de los habitantes son inmigrantes. La tasa de desempleo supera el 30% y 6 de cada 10 habitantes reciben ayuda social. Desde que el huracán devastó la isla, entre 600 a 1.000 personas evacúan a diario San Martín. Algunos no regresarán.

Del lado holandés, la brecha social es también importante. "Esta ha sido siempre una isla de ricos y pobres, en donde algunas de las personas más adineradas del mundo tienen mansiones en barrios extremadamente pobres", señaló hace poco el ministro holandés del Interior, Ronald Plasterk, tras visitar la isla.

"Y la brecha se ha acentuado aún más debido al huracán porque los edificios más sólidos sufrieron relativamente menos daños que en los barrios de Middle Region en Philipsburg, en donde trabajadores viven en viviendas de mala calidad".

En la punta occidental de la isla, en tierras francesas, las lujosas mansiones cuestan una pequeña fortuna. Algunas se quedaron sin techo ni puertas.

¿El huracán mejorará las enormes diferencias en San Martín? "Lo que se paga aquí es el sol, como en todas las islas (...) Imagine que un huracán devaste los Campos Elíseos en París. No cambiaría nada, todo sería reconstruido como antes", estima Gerald, agente inmobiliario de Carimo, un agencia especializada en la venta de inmuebles de siete a ocho cifras.

Inhabitable.

Por primera vez en 300 años no hay ni una sola persona sobre Barbuda, una isla declarada inhabitable por el Gobierno de Antigua y Barbuda después de que fuera arrasada por el huracán Irma.

"Está vacía ya que todos los habitantes tuvieron que ser evacuados a Antigua, a solo 48 kilómetros de distancia, después del paso del ciclón que diezmó la isla", según asegura en una entrevista con Efe el embajador plenipotenciario ante Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) de Antigua y Barbuda, Ronald Sanders.

Indicó que "no se precisa de mucho para que los edificios que aun quedan en pie se terminen de caer" y "no hay nada en Barbuda para poder vivir: no hay ni electricidad ni agua".

"Las áreas agrícolas que un día produjeron cultivos para el consumo local ahora son tierras pantanosas y desafortunadamente la isla está llena de animales muertos y moscas que crean el riesgo de infección", explicó.

Por ello —continuó— no hubo más remedio que "evacuar a toda la población de Barbuda hacia Antigua, lo que representa una gran carga para Antigua, debido a que la población aumentó de un día a otro en un 10 %".

Planteo a la Justicia por muerte de una anciana

Los familiares de una de las ocho personas que murieron en un asilo de ancianos de Hollywood (Florida) que no tenía aire acondicionado después del huracán Irma presentaron una demanda con el fin de que no se destruyan documentos y videos. Abogados en representación de Albertina Vega, de 99 años, una de las víctimas, presentaron una "queja de emergencia" en una corte del condado de Broward. "Vega murió cuando fue descuidada en el sofocante calor dentro del asilo de ancianos cuando se sabía que el aire acondicionado era inoperable", dijeron los abogados John Leighton y Max Panoff en un comunicado. (Fuente: Efe)

Reparan 2.000 kilómetros de líneas

Más de 26.000 cubanos de los 1,7 millones evacuados en Cuba aún no han podido regresar a sus hogares y permanecen en albergues o en casas de allegados, informaron medios oficiales. Los mayores perjuicios los sufrió el sector de la vivienda, "sobre todo en los techos", por lo que ya comenzó la producción de cemento y de tejas para ayudar a los damnificados, aseguró el ministro de Construcción, René Mesa, en los diarios Granma y Juventud Rebelde.Unos 20.400 constructores con 855 equipos se ocuparán de recoger escombros, reparar viales, puentes y alcantarillas, y reconstruir hogares.

Hay averías en más de 2.000 kilómetros de líneas eléctricas y cayeron 3.600 postes, lo que provocó que millones se quedaran sin electricidad y sin agua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)