LA CRISIS EN ESPAÑA: EL CASO DEL PAÍS VASCO

El País Vasco, un antídoto en contra de la secesión

Una mayor autonomía fiscal acallaría a independentistas.

Barcelona: algo más del 40% de los catalanes apoya la secesión. Foto: Reuters
Barcelona: algo más del 40% de los catalanes apoya la secesión. Foto: Reuters

En momentos en que los gobiernos de España y Cataluña se encaminan a un choque constitucional por el impulso independentista de la región, los parlamentarios de ambas partes de la crisis apuntan a una salida: el País Vasco.

El País Vasco, donde se ha extinguido una campaña violenta a favor de la independencia, cuenta con una generosa autonomía fiscal respecto a Madrid, lo que ayuda a mantener a raya la agitación popular a favor de la independencia.

El Gobierno catalán no está pidiendo un acuerdo como el vasco e insiste en cambio en la independencia tras un referéndum a favor de la autodeterminación realizado el pasado 1° de octubre, el cual no fue autorizado por el Tribunal Constitucional. Sin embargo, los parlamentarios más moderados de la coalición que gobierna Cataluña dicen en privado que podrían abandonar las reivindicaciones de independencia si recibieran la autonomía fiscal que goza el País Vasco.

En Madrid, algunos socialistas han sugerido que esto podría servir como un modelo para un acuerdo que desactivaría la mayor crisis política de España desde el intento de golpe de Estado en 1981, aunque el costo para el Ejecutivo español sería significativo.

Las banderas catalanas cuelgan de los balcones junto con la bandera vasca como un símbolo de solidaridad, pero Bilbao es próspero y pacífico.

Donde anteriormente muchos políticos necesitaban guardaespaldas y los coches bomba eran un temor constante, los turistas ahora llenan los bares del casco viejo y el museo Guggenheim, de fama mundial.

Sólo el 17% de los vascos quiere la independencia de España y menos de la mitad querría celebrar un referéndum sobre el asunto, según un sondeo llevado a cabo por la Universidad de Deusto.

El grupo armado ETA, que mató a más de 850 personas en una campaña a favor de un País Vasco independiente que duró décadas, renunció a la actividad armada en 2011 y entregó este año una lista con escondites de armas en Francia.

"Ese debate en este momento en el País Vasco esta en stand by. Tras muchos años de violencia hay un enorme cansancio y la crisis económica ha hecho que la sociedad haya tenido mucha incertidumbre y quiere seguridad", dijo Xabier Barandiaran, profesor de Sociología de la Universidad de Deusto.

La autonomía fiscal vasca, que data del siglo XIX, es una de las más generosas de cualquier región en Europa y está consagrada en la Constitución española de 1978.

Si se extendiera a Cataluña, una región con más poder económico que supone un quinto de la economía española, el Gobierno español perdería unos 16.000 millones de euros, según un estudio de la casa de análisis CSIC hecho en 2014. Esto afectaría al déficit y los costos de financiación de España.

Por ello, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado ese generoso tratamiento para Cataluña.

Bajo el acuerdo fiscal con Madrid, el País Vasco recauda casi todos sus impuestos, que se estiman en unos 13.000 millones de euros para este año.

Tradicionalmente, las autonomías entregan los impuestos a Madrid, que los redistribuye a las regiones según una fórmula que favorece a las más pobres.

El ex presidente catalán Artur Mas intentó mantener conversaciones con Rajoy en 2012 para pactar que Cataluña recaude y gaste sus propios impuestos, pero la perspectiva para esas negociaciones en el contexto actual parecen sombrías.

Cataluña denuncia desde hace tiempo que paga un nivel desproporcionado de impuestos a Madrid en relación a la financiación que recibe.

Pronunciamientos

MARIO Vargas Llosa
Vargas Llosa: "Se que mucha gente va a ver si meto la pata, si me tropiezo"
"Sería un país tercermundista"
El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa advirtió en Moscú que si Cataluña declara de forma unilateral la independencia, pasará a tener la "condición de país tercermundista". "Los reclamos, los deseos, todo es absolutamente posible dentro de la legalidad. Lo que no es posible en ningún caso es un golpe de Estado".
Nicola Sturgeon
Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia. Foto: AFP
"Catalanes tienen derecho a decidir".
La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, llamó a las autoridades españolas a respetar "el derecho de los catalanes a decidir su propio futuro", en su discurso de clausura del congreso del Partido Nacional Escocés. "Una salida respetuosa de la ley, pero también de la democracia y del derecho de los catalanes a decidir".
EMMANUEL MACRON
Macron asumió la Presidencia en Francia. Foto. EFE
"No intervenir en una España soberana"
La UE no debería mediar en la crisis secesionista de Cataluña ya que el gobierno español es capaz de manejar la situación, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron. "¿Por qué no están Europa, Francia y Alemania interfiriendo en la cuestión catalana? Porque Europa está compuesta por Estados soberanos", afirmó Macron en una visita a Fráncfort.
DONALD TUSK
Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo. Foto: AFP
"Orden legal y no impedir diálogo"
El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, pidió a Puigdemont que "respete el orden constitucional y no anuncie una decisión que imposibilitaría el diálogo". Tusk ha dejado ese aviso a navegantes en un debate sobre el Estado de la Unión en el Comité de las Regiones, ante representantes de la delegación de Cataluña en Bruselas.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)