Sin nombrarlo en su discurso, la presidenta se refirió al mandatario electo

"No es lo mismo un país que una empresa", dijo Cristina

La presidenta argentina Cristina Fernández Kirchner reapareció en público ayer en la localidad bonaerense de Morón, luego de la victoria de Mauricio Macri (con la alianza Cambiemos) en el balotaje del domingo pasado. Encabezó un acto en el hospital Posadas y brindó un discurso luego de recibir, el martes de noche, al mandatario electo en la quinta presidencial de Olivos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristina Fernández apareció en público tras el balotaje. Foto: Reuters.

Durante su discurso, se esperaba que la mandataria se expresara sobre el encuentro que mantuvo con Macri, pero no hizo mención al tema. Tras la cumbre, el presidente electo dijo que Cristina Fernández se negó a coordinar la transición en los ministerios nacionales hasta el 9 de diciembre próximo, un día antes del traspaso de mando. "No valió la pena", afirmó el mandatario electo sobre el encuentro.

El futuro jefe de Gabinete, Marcos Peña, contó ayer que fue el equipo de Presidencia el que se negó a facilitar una sala para que el actual alcalde de la ciudad de Buenos Aires contestara las preguntas de los periodistas que aguardaban novedades del encuentro en la puerta de la residencia.

"Cristina nos dice que no va a haber una transición, una foto o un gesto de respeto al presidente electo. Después nos avisan que la reunión entre el jefe de Gabinete (Aníbal Fernández) y su sucesor sería clandestina, medio oculta... Estamos demasiado ocupados trabajando en formar el nuevo gobierno como para hacer reuniones secretas. Sería una falta de respeto a lo que votaron los argentinos", señaló Peña al programa de Jorge Lanata emitido por Radio Mitre.

Aníbal Fernández contó al portal Infobae que la presidenta le instruyó que hablara con Peña. "(Cristina pidió que se dé) en el marco de estas discreciones que nosotros pretendemos para que sean más fructíferas las reuniones", declaró.

"No es una empresa".

La mandataria argentina no mencionó al líder de Cambiemos directamente, pero sí aludió al próximo gobierno: "Por primera vez hubo balotaje en nuestro país. La diferencia entre ambas fuerzas, porque son dos únicamente las que intervinieron, fue muy escasa, muy chiquita. Yo me pregunto hoy, ¿qué estaría pasando en la Argentina (si hubiera ganado Scioli)? ¿Hubieran reaccionado como lo hicimos nosotros? ¿Con la comprensión y vivencia democrática que debemos tener como argentinos?", sostuvo.

Fernández dijo que "el concepto de un país" no se puede "medir con el de una empresa". "El balance de un país se cierra por cuántos argentinos están adentro y cuántos afuera. No es lo mismo un país que una empresa. Que nadie se confunda", añadió.

La mandataria, en su cargo hasta el próximo 10 de diciembre, también se refirió a la "gobernabilidad" —una palabra en boca de muchos argentinos en los últimos días— en alusión a la capacidad del próximo gobierno para mantener la legitimidad y la vigencia de su mandato durante el tiempo previsto por la Constitución de ese país.

"Quiero decir a los argentinos, a todos, que no vamos a hacer las cosas que nos han hecho a nosotros. ¿Saben por qué? Porque este espacio político, plural y diverso, que tiene entre sus principales componentes al peronismo, ha sufrido persecuciones, proscripciones, negaciones, como nunca tal vez otro partido político en Argentina".

"Vamos a velar por los derechos de todos los argentinos, no vamos a dejar un gobierno sin presupuesto, como me tocó a mí en 2010. ¿Saben por qué? Porque (así) se impacta en los más vulnerables, en los de abajo", agregó.

Durante su alocución, la presidenta también cuestionó el editorial publicado en el diario La Nación el lunes, titulado "No más venganza", que causó fuertes repercusiones negativas en la opinión pública. El artículo pidió terminar con los juicios por crímenes en la dictadura argentina (1976-1983), lo que desató críticas hasta en el círculo político.

"Cuando vi la reacción popular que esto generó, pensé que no solamente hemos sembrado memoria y verdad, hemos sembrado para defender la memoria y la justicia", dijo la mandataria.

Fernández estuvo acompañado de sus asesores, entre los que se encontraban Daniel Scioli, el hombre derrotado en el balotaje presidencial del domingo pasado, Carlos Zannini, integrante de la fórmula con Scioli, el ministro de Economía, Axel Kicillof, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y varios gobernadores aliados a la Casa Rosada.

Vidal y Scioli: "buena" transición en la provincia de Buenos Aires.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, recibió a su sucesora María Eugenia Vidal (triunfadora de la coalición de Macri) para comenzar a trabajar en la transición en la provincia de Buenos Aires que culminará el 10 de diciembre próximo, con el traspaso de mando.

Tras el encuentro, la dirigente de Cambiemos se mostró conforme y adelantó, que podrían repetir el encuentro, incluso después de asumir, aunque lamentó que recibirá un distrito con "un déficit que resolver".

"Nuestra tarea va a ser encontrar los mecanismos con el gobierno nacional para pagar los sueldos y aguinaldos", contó Vidal luego de la reunión.

El tono de la reunión entre Vidal y Scioli fue muy diferente al que rondó el encuentro entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri, ayer en Olivos. "Hemos repasado en líneas generales los principales temas que vienen en los primeros meses de gestión", contó la gobernadora electa, visiblemente conforme con la actitud del ex candidato a presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)