México

Oración ante la cruz de los inmigrantes

A un lado y otro del río Bravo el Papa bendijo a los fieles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Papa le pidió a los reclusos que frenaran el "círculo de violencia y exclusión"

El Papa Francisco saludó y bendijo a unos 400 fieles que lo esperaron durante horas en el lado estadounidense del fronterizo río Bravo, en un gesto simbólico en Ciudad Juárez antes de la misa que cerrará su maratónica gira en México.

El Papa subió una pequeña pendiente con una cruz a la orilla del río, donde saludó a los fieles, entre ellos numerosos solicitantes de asilo, que lo saludaban de vuelta.

La misa en el lado mexicano de la frontera se realizará en una explanada al lado del río Bravo y será transmitida por pantallas gigantes a un estadio de El Paso, Texas. Centenares de personas cruzaron la frontera desde Estados Unidos para acompañar la misa, mientras otros optaron por participar desde el estadio Sun Bowl de El Paso, donde los organizadores esperan a 52.000 asistentes. "Ya nos sentimos bendecidos aún cuando no veamos personalmente al papa Francisco. Nos basta con su presencia en nuestra región", comentó Sandra Ovalle, de 32 años y originaria de Chihuahua, quien viajó con su familia desde Albuquerque, Nuevo México, para presenciar la misa en El Paso.

Ante una cruz emplazada allí, que se conoce ya como "la cruz del inmigrante", el pontífice elevó sus oraciones y reclamó el respeto para los miles de inmigrantes. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)