CRISIS EN VENEZUELA

Oposición denuncia sexta muerte por represión chavista

Capriles advirtió sobre varios saqueos a comercios organizados por partidarios del gobierno de Maduro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las marchas reclamando elecciones en Venezuela pautaron toda la semana. Foto: Reuters

La sexta muerte por las protestas contra el régimen chavista en Venezuela desde el 1° de abril se denunció ayer viernes por parte de la oposición. Además, la oposición advirtió de saqueos a comercios por parte de los partidarios del gobierno de Nicolás Maduro.

La oposición venezolana reportó ayer viernes el deceso de Yey Amaro, un oficial de policía que fue arrollado el martes en el estado Lara, por supuestos grupos paramilitares. El diputado opositor Alfonso Marquina, aseguró que Amaro estaba llegando a su residencia cuando decidió intervenir en una protesta que ocurría en esa zona "para intentar mediar", cuando fue arrollado por un vehículo que, según el legislador, era conducido por grupos armados. Algunos medios locales reseñaron este deceso y aseguraron que la víctima tenía 37 años y duró varias horas hospitalizado antes de morir.

Por su parte, el gobernador del estado de Miranda y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, se refirió ayer también a este hecho y a los otros tres casos de fallecidos en esa localidad que ya habían sido contabilizados por las autoridades. "Hasta el día de ayer (por el jueves), que lo sepa el mundo, en Venezuela han sido asesinadas seis personas, seis venezolanos que han sido asesinados por cuerpos de seguridad por órdenes de Maduro", dijo Capriles en declaraciones que fueron transmitidas a través de la red social Periscope.

Asimismo, indicó que durante las manifestaciones de las últimas dos semanas han habido 461 personas detenidas, de las que 323 habían sido liberadas —no todas con libertad plena—, a 31 les dictaron privativa de libertad y 107 están a la espera de la presentación ante tribunales.

Saqueos.

Al menos 15 negocios fueron saqueados durante la noche del jueves y la madrugada de ayer en el estado venezolano de Miranda, informó Capriles, dos días después de que otras 14 tiendas resultaran afectadas en esa región.

Capriles aseguró que panaderías, zapaterías, ventas de licores, frigoríficos, una fábrica y otros pequeños establecimientos fueron saqueados por "un grupo orquestado, promovido por el gobierno, sin posibilidad de que nadie actuara".

El gobernador indicó que estos "actos vandálicos quedaron grabados", ocurrieron a "escasos metros" de donde estaban decenas de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) que "no hicieron nada", y buscan desvirtuar las protestas antigubernamentales.

El opositor aseveró además que estos saqueos, así como las "actuaciones salvajes represivas" son "ordenadas directamente" por el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, quien ya ha señalado públicamente a Capriles por promover "actos terroristas", en alusión a la violencia desatada durante las recientes protestas.

"Al enchufado Reverol lo acusaremos en instancias internacionales, ya es investigado por la DEA por vínculos con el narcotráfico", agregó el gobernador, que la semana pasada fue inhabilitado por 15 años para ser candidato.

Parte de los saqueos e incidentes denunciados por Capriles ocurrieron en la ciudad de Los Teques, capital del estado de Miranda y a unos 20 km de Caracas. Una foto que circulaba por las redes sociales mostró a manifestantes usando como barricadas unos ataúdes que supuestamente estaban vacíos y apiñados como basura, mientras que un video reveló cómo un vehículo blindado fue impactado por una bomba incendiaria. El gobierno endosó la responsabilidad del caos a la oposición y viceversa.

El alcalde de Los Teques, Francisco Garcés, aliado de Maduro, escribió en Twitter: "Factores violentos de la oposición atentan contra la Propiedad Privada de pequeños y medianos comerciantes. ¡Rechacemos contundentemente!".

El chavismo responsabilizó a Capriles de no activar a la policía del estado para mantener el orden. Y Capriles respondió que la Guardia Nacional les arrebató el control de la situación y denunció además la presencia de los llamados "colectivos", grupos de civiles armados que sirven al gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)