VIDEO

ONU acusa a régimen de Maduro de tortura y muerte de opositores

Responsables están en los “más altos niveles” del gobierno de Venezuela.

El régimen de Nicolás Maduro tortura. Así lo denunció ayer el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, en base a informes de "uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra los manifestantes" en Venezuela, "e incluso de torturas".

"La responsabilidad de las violaciones de derechos humanos que estamos registrando corresponde a los más altos niveles del gobierno", sentenció.

El funcionario de la ONU acusó a las fuerzas de seguridad y a las milicias chavistas de ser responsables de la muerte de al menos 73 manifestantes.

"En Venezuela ha habido un uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra los manifestantes", declaró Zeid, en un comunicado. "Varios miles de personas han sido detenidas arbitrariamente, muchas de ellas han sido víctimas de malos tratos e incluso de torturas", añade el texto.

Como las autoridades de Venezuela rechazaron el acceso al país de los investigadores de la ONU, Zeid encargó a un equipo de especialistas en derechos humanos que realizara unas 135 entrevistas a víctimas y familiares, así como a testigos, periodistas, abogados, médicos y a un funcionario de la oficina de la Fiscal General.

"Hasta el 31 de julio, la Oficina de la Fiscal General había investigado 124 muertes en el contexto de las manifestaciones. Según el análisis del equipo de derechos humanos de la ONU, las fuerzas de seguridad son responsables de al menos 46 de esas muertes, mientras que los grupos armados progubernamentales, denominados colectivos armados, serían responsables de otros 27 fallecimientos", precisa el comunicado de la ONU, añadiendo que desconoce quién perpetró el resto de las muertes.

Según indicios verosímiles, "las fuerzas de seguridad han infligido tratos crueles, inhumanos o degradantes a los detenidos, y en algunas ocasiones han recurrido a la tortura", alerta el Alto Comisionado, que denuncia el uso de "choques eléctricos, prácticas de colgar a los reos de las muñecas durante periodos prolongados, asfixiarlos con gases y amenazarlos con la muerte —y en algunos casos con la violencia sexual— a ellos y a sus familiares".

Respecto al número de personas detenidas, ninguna cifra oficial ha sido publicada, pero los cálculos más fidedignos indican que desde el 1° de abril, cuando comenzaron las manifestaciones, hasta el 31 de julio, más de 5.051 personas sufrieron detención arbitraria. Más de 1.000 personas seguirían todavía detenidas.

Fuerzas de seguridad contra grupo de manifestantes opositores ayer en Caracas. Foto: AFP
Fuerzas de seguridad contra grupo de manifestantes opositores ayer en Caracas. Foto: AFP

"Esas violaciones ocurren en plena ruptura del Estado de derecho en Venezuela, con ataques constantes del gobierno a la Asamblea Nacional y a la Oficina de la Fiscal General", agregó Zeid.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, alertó que los "acontecimientos recientes" en Venezuela pueden provocar una "escalada de la tensión" y complicar una solución a la crisis que vive el país. Guterres "está preocupado de que los recientes desarrollos en Venezuela puedan llevar a una mayor escalada de tensiones y distanciar al país de un camino que conduzca a una solución pacífica de sus desafíos", dijo su portavoz, Stéphane Dujarric, en un comunicado.

Sanciones de EE.UU. a otro grupo de chavistas.

Estados Unidos prepara sanciones contra otro grupo de funcionarios chavistas. Las nuevas medidas impedirán que los afectados viajen a Estados Unidos, prohibirán que los ciudadanos de ese país tengan negocios con ellos y congelarán sus activos bajo jurisdicción de Washington. La nueva lista de personas sancionadas incluiría a una cantidad significativa de nombres. Washington aplicó sanciones a Maduro la semana pasada, luego de que tomó medidas similares contra 13 funcionarios venezolanos el 26 de julio. La próxima ronda de sanciones no incluiría medidas contra el sector petrolero de Venezuela.

UN PARTIDO APARTE.

Cruce entre Maradona y Kempes.

¿Dictadura o democracia? La crisis que atraviesa Venezuela enfrentó ayer martes a dos estrellas del fútbol argentino: Diego Maradona, que se dijo dispuesto a ser soldado de Nicolás Maduro, y Mario Kempes, que salió a cuestionarlo. Maradona (56) envió un mensaje de respaldo a Maduro, en el que se ofrece como "soldado" de la revolución bolivariana. "Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos", sostuvo Maradona, a través de la red social Facebook. Kempes (63) no tardó en reaccionar en su cuenta en Twitter. "@DiegoMaradona cómo puedes apoyar la muerte de 124 jóvenes, por defender la libertad y Democracia de su País !!NO A LA DICTADURA!", escribió, con dos banderas venezolanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)