El Syriza se dirige hacia escisión antes de votar por rescate

Oficialismo griego camino a la división

El partido Syriza, gobernante en Grecia, se encaminaba ayer hacia una escisión formal, horas antes de que legisladores rebeldes de la formación izquierdista voten en contra del nuevo acuerdo de rescate para mantener al país a flote.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alexis Tsipras, del partido de la izquierda de Syriza, es el favorito en las elecciones griegas. Foto: Reuters.

Con el apoyo de la oposición, el Gobierno está pidiendo al Parlamento que apruebe el rescate de 85.000 millones de euros que Grecia necesita para evitar el impago de una deuda que vence la semana que viene.

La votación, prevista para las primeras horas del viernes, pondrá a prueba la fortaleza de una rebelión de legisladores antiausteridad de Syriza, que podría aumentar la presión sobre el primer ministro, Alexis Tsipras, para que convoque elecciones anticipadas en septiembre.

El líder rebelde, el exministro de Energía Panagiotis Lafazanis, dio un paso hacia la ruptura con Syriza, una coalición de grupos izquierdistas que llegó en enero al poder prometiendo acabar con la austeridad exigida por sus acreedores de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La lucha contra el nuevo rescate empieza hoy, movilizando a la gente en cada rincón del país", señaló un comunicado firmado por Lafazanis y otros 11 miembros de Syriza publicado en el sitio web de la facción de extrema izquierda Iskra.

El texto pidió fundar un "movimiento unido que justifique el deseo de democracia y justicia social del pueblo", aunque no pidió de forma explícita la creación de un nuevo partido o una escisión.

No obstante, se prevé que el Parlamento apruebe el acuerdo por un cómodo margen, ya que los partidos de la oposición comprometieron su respaldo al Ejecutivo para asegurar el rescate griego.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)