INVESTIGACIONES SOBRE CORRUPCIÓN EN BRASIL

Ofensiva de Temer para salvarse del impeachment

El presidente habla con legisladores para asegurar apoyos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Temer: mañana viaja al G20 en Alemania y regresa el sábado. Foto: Reuters

El proceso parlamentario para evaluar la denuncia del fiscal general Rodrigo Janot contra el presidente Michel Temer por corrupción, comenzó ayer en una comisión de la Cámara de Diputados de Brasil, en un ambiente de confianza en el oficialismo de que el mandatario saldrá airoso de este trance. El propio presidente lanzó una ofensiva para asegurar personalmente el apoyo del mayor número de diputados. Ayer martes recibió individualmente a 22 de ellos.

Ayer, en el primer día de sesión de la Comisión de Constitución y Justicia de Diputados, la oposición solicitó citar al empresario Joesley Batista, uno de los dueños del grupo cárnico JBS y responsable de que Temer esté bajo investigación. "La comisión tiene que escuchar a Batista", así como al fiscal general Janot, para "conocer todos los detalles" de las "gravísimas acusaciones" que han hecho de Temer "el primer presidente brasileño acusado formalmente de corrupción", dijo el diputado Paulo Teixeira, del Partido de los Trabajadores (PT).

Una de las bases de la acusación son los audios entregados a la Justicia por Batista, que él mismo grabó durante una visita que hizo en marzo pasado a Temer en la residencia oficial.

En esa explosiva grabación, Batista relata maniobras ilegales que hacía para favorecer a su empresa ante ministerios y jueces frente al silencio complaciente de Temer.

Según Teixeira, esos audios "son una prueba irrebatible" de que Temer "está implicado en gravísimos hechos" que "solamente serán esclarecidos si se acepta la denuncia", lo cual llevaría a suspender al mandatario de sus funciones.

El pedido presentado por la oposición, rechazado por el oficialismo, deberá ser votado en las próximas sesiones de esta comisión de Diputados de 66 miembros, en la que las fuerzas que respaldan al presidente Temer tienen una clara mayoría.

La comisión dispondrá de hasta 15 sesiones para analizar la denuncia, tras lo cual deberá preparar un informe que someterá a la Cámara de Diputados.

Si en esa instancia una mayoría de al menos dos tercios de los 513 legisladores (342) se inclina por aceptar la denuncia, el asunto pasará a manos de la Corte Suprema, que tomará la decisión definitiva.

Pero esto hasta ahora parece improbable ya que el oficialismo cuenta con una holgada mayoría en la cámara baja. Además, decenas de diputados están siendo investigados igualmente por corrupción.

En caso de que el Supremo decida enjuiciar a Temer, lo suspenderá de sus funciones durante los 180 días que durará un proceso en el que, si fuera declarado culpable, sería desalojado del poder, que asumiría entonces el ganador de una elección indirecta que debería ser convocada por las dos cámaras legislativas.

Estrategida de Temer.

Por su parte, la defensa de Temer presentará hoy miércoles sus argumentos ante la comisión de Diputados. "Será una defensa escrita y después sustentación oral", afirmó Gustavo Bonini Guedes, uno de los letrados del mandatario.

Pese a la confianza inicial en el respaldo de la Cámara —aliada de su gobierno desde que llegó al poder en 2016 tras la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff—, Temer lanzó una ofensiva para asegurar personalmente el apoyo del mayor número de diputados. En el marco de esa estrategia, ayer martes el presidente recibió individualmente a 22 legisladores, según su agenda oficial.

Temer viajará mañana jueves a Alemania para participar en la cumbre del G20 en Hamburgo, a la que al principio había anunciado que no asistiría, y emprenderá el regreso a Brasil el sábado por la noche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)