RED DE CORRUPCIÓN

Odebrecht: Israel cierra la entrada al expresidente Alejandro Toledo

El gobierno de Perú dice que el ex presidente está en San Francisco; EE.UU. pide más información.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alejandro Toledo. Perú ofrece US$30.000 por información para su captura. Foto: Reuters

El gobierno de Perú esperaba anoche que el ex presidente Alejandro Toledo cayera de un momento a otro, en Estados Unidos o Israel, donde sospecha que podría huir. Sobre Toledo pesa una orden de captura internacional librada el viernes por la Justicia de Perú, que lo investiga por la red de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. El gobierno peruano ha ofrecido una recompensa de US$ 30.000 para quien brinde información sobre su paradero.

Las autoridades peruanas creen que Toledo, profesor visitante de la Universidad de Stanford, está en San Francisco. El ministro del Interior, Carlos Basombrío, dijo que desde allí podría viajar a Israel, país del que su esposa Eliane Karp tiene la ciudadanía.

Toledo era esperado anoche en el aeropuerto Ben Gurión, a las afueras de Tel Aviv, en un vuelo procedente de San Francisco de la compañía United Airlines.

Pero Israel no permitirá su entrada al país. "El señor Alejandro Toledo podrá entrar en Israel únicamente cuando ponga en orden sus asuntos en Perú", aclaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Emanuel Najshón.

La esposa de Tolero es de origen belga pero tiene la nacionalidad israelí desde hace una década, y como tal Israel no podría negarle la entrada.

Además de por la nacionalidad de su mujer, Israel sería un refugio ideal para el expresidente porque ese país no tiene un acuerdo de extradición con Perú. Ello no impidió sin embargo que en 2013 Israel solicitara a Lima la extradición de un juez, Dan Cohen, por delitos de soborno de la empresa alemana Siemens a la Compañía Eléctrica israelí. Lima aceptó la extradición después de numerosos esfuerzos diplomáticos y judiciales, lo que pone ahora a Israel en una situación complicada. Fuentes del Ministerio de Exteriores reconocieron a EFE que la entrada de Toledo pondría a Israel en "serios aprietos", en particular por un "asunto de reciprocidad judicial y diplomática" pero también porque dejaría al país "en medio de una polémica" de alcance transnacional.

Hasta hace unos años el expresidente peruano visitaba Israel con frecuencia y solía parar en la ciudad de Herzlía, a orillas del Mediterráneo.

La justicia peruana ha emitido una orden de captura internacional y prisión preventiva de 18 meses para el expresidente, acusado de recibir 20 millones de dólares de Odebrecht para favorecerla con la construcción de la carretera interoceánica, que une Perú con Brasil. Se le acusa de tráfico de influencias y lavado de activos.

Pero anoche tampoco estaba clara la situación de Toledo en Estados Unidos. Toledo podría salir de ese país sin problemas, ya que las autoridades norteamericanas todavía no han aprobado la orden de captura a la espera de documentos que sustenten su pedido.

"Las autoridades de Estados Unidos pidieron a la Fiscalía (peruana) la fundamentación de por qué un juez de Estados Unidos debería dar una orden para detener al expresidente. Ese pedido de captura se encuentra en stand by, a (la) espera de que se complete la información", precisó el ministro peruano Basombrío a AFP.

Una fuente del Ministerio Público explicó a la AFP que, apenas se supo el viernes que Toledo podía estar en Estados Unidos, el fiscal del caso, Hamilton Castro, envió la solicitud de detención preventiva con fines de extradición al juzgado, que luego envió el requerimiento a Estados Unidos a través de la Cancillería. Pero el Departamento de Estado reparó que faltaban algunas precisiones para que la solicitud sea aceptada y ejecutada por un tribunal estadounidense.

Escándalo Odebrecht.

A sus 70 años, Toledo podría convertirse en el segundo expresidente peruano en ir a prisión en las últimas tres décadas por un caso de corrupción, después del autócrata Alberto Fujimori, de quien fue un férreo opositor a fines del año 2000.

El Congreso peruano le retiró sus beneficios de expresidente: conductor, automóvil y combustible. Su pensión como exgobernante se mantiene.

Odebrecht, centro de uno red de corrupción regional, reconoció haber pagado 29 millones de dólares en Perú a cambio de obras públicas entre 2005-2014. Hasta ahora hay tres exfuncionarios del gobierno de Alan García (2006-2011) en prisión. Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa Nadine Heredia, quienes cuentan con restricciones para salir del país, están siendo investigados por lavado de activos por financiar presuntamente su campaña electoral con dinero procedente de Venezuela y de Brasil. Según documentos de la Policía Federal de Brasil, Odebrecht entregó 3 millones de dólares para la campaña de Humala.

Presidentes bajo la lupa

Alejandro Toledo es la primera gran figura de la política peruana inculpada por el caso de la brasileña Odebrecht, empresa que admitió a la Justicia de Estados Unidos haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014, durante los gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016). Además de Brasil, también se investigan pagos de Odebrecht en Argentina, México, Venezuela, Ecuador y Colombia, entre otros.

Venezuela detiene y expulsa a periodistas

Dos periodistas brasileños, Leandro Stoliar y Gilzon Souza, que investigaban los supuestos sobornos de la constructora Odebrecht en Venezuela, fueron detenidos unas 10 horas el sábado por el servicio de inteligencia en el estado Zulia, denunció la ONG Transparencia Venezuela.

"La comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) los detuvo y los escoltó hasta su sede en Maracaibo para una entrevista. Les quitaron los teléfonos celulares. Transparencia Venezuela exige su liberación", señaló la ONG en un comunicado al enterarse de la detención.

Horas después, el Sebin liberó a los reporteros de la televisora Rede Record, pero les advirtieron que ayer domingo deben abandonar el país, confirmó a la AFP Mercedes De Freitas, directora de la ONG. En tanto, el presidente Nicolás Maduro pidió ayer domingo al Ministerio Público y al Poder Judicial encarcelar a quienes recibieron sobornos de Odebrecht en Venezuela. "Doy todo mi apoyo al Ministerio Público y al Poder Judicial para que hagan justicia en el caso de Odebrecht y vayan a la cárcel los responsables de haber recibido coimas, sobornos. Mano dura con eso", instó el mandatario en un mitin por el Día de la Juventud en Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)