Los últimos viajes deL PRESIDENTE DE EE.UU.

Obama viaja a Cuba y luego a Argentina a fines de marzo

El encuentro con Mauricio Macri abre una nueva etapa de las relaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama volverá a encontrarse con su par cubano, Raúl Castro. Foto: Reuters

El viaje a Cuba del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, será uno de los últimos de su presidencia, y, por lejos, el de mayor peso histórico. La última vez que un presidente norteamericano viajó a Cuba fue Calvin Coolidge, en 1928. Coolidge viajó en un buque de guerra.

Luego de visitar La Habana, Obama viajará con su familia a Buenos Aires. Esa pequeña gira marcará un hito en el nuevo capítulo en las relaciones de Washington con la Argentina y Cuba, y, también, con América latina. En el pasado, Estados Unidos y América latina han tenido una relación más que compleja. Obama le ha dado forma a un nuevo vínculo, alejado de los paradigmas de antaño. Peter Schechter, director del Centro para América latina Adrienne Arsht del Atlantic Council, ha dicho que la política de Obama "no es colonialista, no es imperialista, sino que suena a asociación". La región, con todo, no es una prioridad para Washington.

Obama había dicho en reiteradas ocasiones que quería viajar a La Habana antes de dejar la Casa Blanca.

El gobierno de Estados Unidos tenía como máxima prioridad ese viaje, pero la lentitud del cambio en Cuba tras el descongelamiento de las relaciones bilaterales, anunciado a fines de 2014, había puestos paños fríos a la histórica visita.

Obama irá a Cuba, pero la Casa Blanca se preocupó por aclarar que en la isla el "progreso es insuficiente" y que continuará teniendo "serias diferencias con el gobierno cubano".

Obama sumó a la Argentina a su gira. Su visita marcará el regreso de un presidente de Estados Unidos al país tras 19 años, luego de la histórica visita de George H.W. Bush durante la presidencia de Carlos Menem. Su hijo, el presidente George W. Bush, visitó el país en 2005 para la Cumbre de las Américas, una viaje que marcó el inicio de una era de desencuentros en la relación bilateral.

En Buenos Aires, Obama, su mujer, Michelle Obama, y sus hijas, Sasha y Malia, se reunirán con Mauricio Macri. La visita de Obama significa un fuerte gesto a Macri, y le da mayor sustento a su proyección como líder regional. En América latina, Obama ha ido ya cinco veces a México —el segundo destino más visitado después de Francia— y una vez a Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador y Jamaica. Este año podría también visitar Perú.

La Casa Blanca señaló que Obama y Macri conversarán sobre la agenda de reformas de Macri y derechos humanos. Además, Obama buscará profundizar esfuerzos para aumentar la cooperación en comercio, inversión, energías renovables y cambio climático. También estará en agenda la "seguridad ciudadana".

Por su parte, Ben Rhodes, uno de los principales asesores de Obama, dijo que Estados Unidos tuvo "relaciones problemáticas" con la Argentina durante el kirchnerismo y que Macri ha demostrado una intención de renovar la relación bilateral. "Ese será el propósito del viaje (de Obama)", dijo ayer Rhodes, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

"Macri es probablemente el líder más popular hoy en Washington", dijo a La Nación Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano. "Estados Unidos está realmente feliz por la elección de Macri por el disgusto a la dinastía Kirchner, en particular a los ocho años de Cristina", agregó.

Con Fidel no.

La Casa Blanca no prevé que se produzca un encuentro entre el presidente Barack Obama y el histórico líder de la revolución cubana Fidel Castro durante la visita que el mandatario hará en marzo a La Habana con el objetivo de ampliar los avances logrados en la normalización bilateral.

"No esperaría un encuentro con Fidel Castro, Raúl Castro es el presidente de Cuba y Obama se verá con el presidente Castro", explicó ayer durante la mencionada rueda de prensa Ben Rhodes.

El asesor precisó que el mandatario sí se reunirá con su homólogo Raúl Castro, así como con "miembros de la sociedad civil, empresarios y cubanos con diversas experiencias de vida". En La Habana, en declaraciones a la prensa, Josefina Vidal, principal negociadora de las "nuevas relaciones" con Estados Unidos, expuso hoy que Obama será bienvenido por el pueblo y el gobierno cubanos "con la hospitalidad que nos caracteriza".

Vidal agregó que Cuba "está abierta" a "conversar" con Obama sobre todos los temas en los que sostienen "diferencias" ambos gobiernos como son los derechos humanos.

Malcorra: "Queremos una relación inteligente y madura con EE.UU."

La canciller argentina Susana Malcorra consideró que la confirmación de la visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a la Argentina prueba que el país "se está insertado en el mundo y se está abriendo a potenciales socios".

"Es muy importante, como ha sido la visita de (el Primer Ministro de Italia, Matteo) Renzi. La visita de Obama es una prueba fehaciente de que la Argentina se está insertando en el mundo y está abriendo con los potenciales socios", sostuvo la jefa de la diplomacia argentina. "La visita de Obama se manejó con mucha discreción y en un diálogo previo en función de su agenda se concluyó que éste era el mejor momento para la visita", señaló la funcionaria en declaraciones al canal televisivo TN.

En una entrevista realizada por el periodista Joaquín Morales Solá, para La Nación, la canciller argentina definió qué tipo de relación aspira a tener el país con EE.UU. "Una relación inteligente y madura", señaló, y en caso contrario sería "una oportunidad perdida", sin mencionar a los gobiernos kirchneristas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)