Es irreal expulsar a 11 millones, dijo el Presidente

Obama y Trump en polémica por los extranjeros ilegales

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó duramente el plan del aspirante presidencial republicano Donald Trump para deportar a millones de inmigrantes indocumentados si llega a la Casa Blanca, al afirmar que no es "realista".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trump dijo no saber quiénes eran Dilma Rousseff y Lula Da Silva.

Obama hizo esos comentarios después de que en el último debate de los aspirantes a la candidatura presidencial por el Partido Republicano, Trump se congratuló porque una Corte de Apleaciones bloqueó las medidas adoptadas por el presidente para evitar la deportación de cinco millones de indocumentados.

"La idea de que vamos a deportar a 11, 12 millones de personas de este país (...) En primer lugar, no tengo ni idea de dónde piensa el señor Trump que va a sacar el dinero. Nos costaría cientos de miles de millones de dólares ejecutar eso", dijo Obama en una entrevista con la cadena de televisión ABC grabada el jueves por la noche.

Obama comentó que "nadie" cree que el plan de Trump sea "realista" y agregó: "Pero lo más importante, eso no es lo que somos como estadounidenses".

Al ser preguntado sobre por qué piensa que a algunos estadounidenses les atrae el plan de deportación masiva de Trump, Obama sostuvo que "siempre ha habido una cepa de sentimiento antiinmigrante en Estados Unidos".

"Es trabajo de los líderes no jugar con ese sentimiento (...) No queremos, yo creo, que un presidente o cualquier persona en una posición de liderazgo juegue con ese tipo de miedos", argumentó Obama.

Trump, uno de los favoritos desde hace meses en las encuestas de intención de voto sobre la contienda presidencial republicana, ha prometido deportar a todos los indocumentados que residen en Estados Unidos y construir un muro en la frontera con México si llega a la Casa Blanca, señalando la necesidad de que Estados Unidos asegure sus fronteras.

Esta semana el magnate ha vuelto a insistir en su plan, que consiste en crear una "fuerza de deportación" para expulsar a los indocumentados "con humanidad".

Trump dijo en el debate de los candidatos republicanos que la decisión del Tribunal de Apelaciones "fue un gran día. Tenemos que detener la inmigración ilegal que causa muchos problemas en relación con las drogas". Subrayó que el fallo lo dejó muy contento y se necesitan más fallos de ese tenor.

Obama ha intentado, particularmente durante su segundo mandato, sacar adelante una reforma migratoria y apoyó un proyecto de ley bipartidista al respecto aprobado en el Senado en 2013 pero que no fue sometido a voto en la Cámara de Representantes.

El pasado lunes, la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, falló en contra de dos medidas migratorias ejecutivas anunciadas por Obama hace un año y destinadas a evitar la deportación de millones de indocumentados. Por dos votos a favor y uno en contra, los magistrados avalaron el fallo de un juez de Texas, lo que supone un duro revés de la Justicia a la agenda de Obama en materia de inmigración y pone en riesgo el futuro de medidas de alivio como la Acción Diferida (DACA) destinada a los jóvenes inmigrantes y su equivalente para los padres (DAPA).

Ahora esas acciones ejecutivas quedan en manos del Tribunal Supremo, máxima instancia judicial del país, que primero deberá decidir si escucha el caso presentado por el Departamento de Justicia y luego, en caso de aceptar, someterlo a escrutinio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)