VIDEO

Obama entra en campaña al rescate de Hillary Clinton

El presidente se refirió a Trump como “el otro tipo” que hace “reality show”.

Barack Obama salió ayer martes al rescate de Hillary Clinton, la candidata demócrata a la Casa Blanca aquejaba de una neumonía que la mantendrá apartada de la campaña electoral al menos hasta este viernes. En un acto en Filadelfia, Pensilvania, Obama pidió el voto por Clinton y se refirió al candidato republicano, Donald Trump, como "el otro tipo" que tiene una "visión pesimista" de Estados Unidos.

Hacía siete semanas que el presidente Obama, en el nivel más alto de popularidad (58% de opiniones favorables según un sondeo de The Washington Post/ABC), no hacía campaña por su exsecretaria de Estado.

"El Estados Unidos que yo conozco es optimista, generoso e innovador", aseguró Obama, y acusó a Trump de esconder su declaración de impuestos y de dejar "un reguero de demandas y de personas engañadas".

"La gente no es consciente de las exigencias de este trabajo (...) Cualquiera puede soltar un tuit y ser crítico, pero eso no significa que puedas manejar una crisis internacional", expresó Obama.

"El otro tipo, el señor Trump, se ha pasado la mayor parte de su vida intentando estar lo más lejos de la gente trabajadora. ¿Y ahora va por ahí diciendo que es el adalid de los trabajadores?", señaló Obama.

El mandatario criticó también a Trump por decir que admira al presidente ruso, Vladímir Putin. "Los republicanos, defensores de la libertad, contrarios a los autoritarismos, dicen que este tipo es duro por invadir a un país más pequeño que ellos y controlar la prensa", apuntó el gobernante en referencia a Crimea (Ucrania).

Obama contrapuso la visión de una presidencia de Clinton, "constante y verdadera" con experiencia de gobierno, frente al "pesimismo oscuro" y de un "país de unos contra otros" que se rija como un "reality-show" de Trump.

Clinton estuvo a punto de desmayarse el domingo durante el acto de homenaje a las víctimas del 11/S en Nueva York.

"Bueno, será en un par de días (...) Sólo quiero que esto termine y cerrarlo para volver a la campaña lo antes posible", sostuvo Clinton la noche del lunes en una entrevista con CNN, agregando que ignoró las órdenes de su médico de tomarse un descanso. "Simplemente no creí que iba a ser algo tan importante", refirió.

El problema de salud es el más reciente golpe para Clinton, en un momento en el que Trump se ha acercado a la candidata demócrata en los sondeos de opinión y se ha convertido en un aspirante más competitivo en muchos estados en los que probablemente se decidirán las elecciones del 8 de noviembre.

Clinton, de 68 años, dijo que había tenido episodios de mareos anteriormente. "Sabes, es algo que ha ocurrido unas pocas veces a lo largo de mi vida. Estoy al tanto de ello y por lo general lo puedo evitar", afirmó a CNN.

Cuando se le preguntó si perdió el conocimiento durante el incidente del domingo, ella dijo: "No. Me sentí mareada y perdí el equilibrio por un minuto. Una vez que me subí, que me pude sentar, que me refresqué y tomé algo de agua, inmediatamente comencé a sentirme mejor".

Tanto Clinton como Trump, de 70 años, dijeron que pretenden divulgar más detalles sobre su estado de salud en los próximos días.

El lunes 26 ambos candidatos estarán cara a cara en el primero de los tres debates televisivos antes de las elecciones.

Mientras Obama iba a Filadelfia, el ex presidente Bill Clinton asumió la responsabilidad de reemplazar a su esposa en actos de recaudación de fondos ayer martes en Los Ángeles. También la reemplazará hoy miércoles en Las Vegas.

Ayer en Filadelfia, Obama pidió el voto para la candidata Clinton. Foto: AFP
Ayer en Filadelfia, Obama pidió el voto para la candidata Clinton. Foto: AFP

El efecto Trump.

La economía de Estados Unidos se reduciría en 1 billón de dólares frente a lo esperado para el 2021 si Trump gana las elecciones, dijo ayer martes la firma de investigación Oxford Economics.

Aunque la firma dijo que las políticas de Trump —que incluyen nuevas medidas de proteccionismo comercial, recortes fiscales y la masiva deportación de inmigrantes ilegales— podrían diluirse durante las negociaciones con el Congreso, también podrían tener consecuencias "adversas".

"Si Trump demuestra tener éxito en la adopción de sus políticas, las consecuencias podrían ser de largo alcance, reduciendo en 5% el PIB estadounidense relativo al escenario base y socavando la anticipada recuperación en el crecimiento global", dijo.

En su escenario base, Oxford Economics espera que el PIB en Estados Unidos, el valor de todos los bienes y servicios producidos en la economía, se expanda a un ritmo relativamente constante de casi 2% desde el 2017, alcanzando 18,5 billones de dólares en el 2021.

Oxford Economics dijo que su escenario base asume que la oponente demócrata de Trump, Hillary Clinton, triunfará en la elección del 8 de noviembre y habrá un congreso dividido, entre una Cámara de Representantes republicana y un Senado demócrata, lo que resultaría mayormente en la continuación de las políticas actuales.

RUEGO A OBAMA DESDE MOSCÚ.

Reveló red de espionaje y ahora espera perdón.

El ex agente de inteligencia estadounidense Edward Snowden, refugiado en Moscú tras revelar métodos de espionaje a gran escala, pidió ayer martes al presidente Barack Obama que le perdone, alegando que le hizo un bien al país.

Snowden lleva tres años en Rusia por haber filtrado miles de documentos que sacaron a la luz el tentacular sistema de vigilancia mundial de Estados Unidos, desencadenando un encendido debate sobre el derecho a la privacidad frente a la actuación del Estado.

"Si no fuera por esta divulgación, si no fuera por estas revelaciones, estaríamos peor", dijo al diario británico The Guardian, que contactó vía videolink al extécnico de la CIA y consultor de la NSA.

"Sí, hay leyes que dicen una cosa, pero para eso existe la potestad del perdón, para las cosas que parecen ilegales sobre el papel pero cuando se las examina desde la moral, desde la ética, cuando vemos los resultados, parece que eran necesarias", argumentó.

El estadounidense de 33 años esgrimió que cuenta con grandes apoyos, porque "al público le preocupan estos temas mucho más de lo que había anticipado".

Snowden, cuyo permiso de residencia en Rusia vence el año que viene, y que en las últimas semanas ha criticado a su anfitrión, el presidente ruso Vladimir Putin, dijo que está preparado para pasar tiempo en la cárcel: "estoy dispuesto a hacer muchos sacrificios por mi país".

Snowden es buscado por las autoridades de Washington, que lo acusan de espionaje, y pende sobre su cabeza el peligro de ser condenado a treinta años de cárcel.

En las últimas semanas aumentó la campaña para pedir un perdón, concedido muy raramente por los presidentes estadounidenses al final de su mandato, pero a pesar de algunas aperturas parece más bien difícil que pueda realizarse.

En 2015, la Casa Blanca rechazó una demanda firmada por 150.000 personas pidiendo el perdón para Snowden. AFP, ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)