Epidemia de casos; causan delirios, fuerza inhumana, violencia extrema

Las nuevas drogas de diseño que hacen estragos en EE.UU.

Lucen como coloreados paquetes inofensivos de incienso o sales de ba-ño en los mostradores de tiendas, estaciones de servicio o sitios de Internet. En realidad son drogas con peligrosos efectos que nadie hasta ahora puede predecir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El consumo de la marihuana sintética produce episodios de ezquizofrenia aguda.

El peligro fundamental de estas drogas de moda había sido la falta de control de las autoridades sobre su producción y consumo. Pero esta semana, el presidente estadounidense Barack Obama firmó una radical ley federal que prohíbe varios tipos de estas sustancias sintéticas, tras varios intentos infructuosos de decenas de gobiernos locales para vetarlas. En los últimos meses, los servicios de emergencia de ciudades estadounidenses se han visto sorprendidos con cada vez más ingresos de pacientes con extraños síntomas.

Los usuarios de estas drogas de diseño presentan episodios de paranoia extrema, agitación, alucinaciones y fuerza fuera de lo común, pero los exámenes toxicológicos no muestran ningún consumo de sustancias no autorizadas. La ley busca que esos ingredientes precursores queden identificados y controlados, y que se elimine un comercio que hasta ahora no era en estricto sentido ilegal.

"Sales de baño".

Se les conoce como "incienso" y "sales de baño". Sin embargo, no contienen ninguno de esos productos. Se trata de drogas "de diseño" cuyos compuestos no se han podido determinar con exactitud. Un poco porque combinan distintas sustancias de forma arbitraria, otro porque sus componentes provienen del extranjero —se cree que se producen principalmente en China e India y se mezclan en EE.UU.— y finalmente porque no dejan rastro en los usuarios. "Es un paquete que venden en las gasolineras y se vende como incienso y es completamente legal. Se fuma y causa unas reacciones erráticas en el comportamiento de los pacientes", explicó a BBC Mundo, Patricia Junquera, profesora asistente de psiquiatría.

Este supuesto incienso (conocido como Spice o K2) contiene químicos que, en la mayoría de los casos, intenta reproducir el ingrediente activo de la marihuana (THC). Los estudios de laboratorio demuestran que pueden ser de 100 a 800 veces más potente. También se han encontrado en ellos productos como fertilizantes.

Mientras que las sales de baño están hechas principalmente con químicos parecidos a la anfetamina, como metilendioxipirovalerona (MDPV), mefedrona, y provalerona. Se venden como "sustitutos de cocaína" o "LSD sintético" en forma de polvo que es inhalado, tragado o inyectado en la vena.

Sin embargo, resulta casi imposible saber cuáles de estos compuestos están contenidos en esos discretos paquetes de colores, que advierten en su empaque que ninguno de los químicos utilizados en su manufactura están aprobados para el consumo humano.

Estas nuevas drogas se las conoce por los nombres de Cloud Nine, Spice, K2, Potpourri, Plant Food, Jewelry Cleaner, Crystal Bubbly y Vanilla Sky.

Además de los efectos secundarios como boca seca, náuseas y ojos rojos, estas drogas generan ataques de ansiedad, episodios de psicosis severa y reacciones erráticas en el comportamiento de los pacientes. Clínicamente no se puede diferenciar el consumo de ambas sustancias. Los médicos reportan aumento de la temperatura del cuerpo y esquizofrenia. "Los que las toman sufren alucinaciones, oyen voces y ven cosas que no están ahí. Se encuentran en un estado de delirio", explicó a BBC Mundo Paul Adams, médico de emergencia del hospital Jackson Memorial.

Alerta por la "marihuana sintética".

La Policía de Nueva York se puso en alerta por el avance de la denominada "marihuana sintética", una droga que, entre otras cosas, altera el comportamiento y genera un crecimiento en la fuerza de quienes la consumen.

En un video difundido por las autoridades policiales, puede verse a un hombre desnudo que rompe un cerco de madera con sus manos y se enfrenta a un grupo de oficiales que intentan detenerlo.

Los usuarios de esta droga de diseño, popular entre las personas en situación de calle en Nueva York, presentan episodios de paranoia extrema, agitación, alucinaciones y fuerza fuera de lo común. Las imágenes son elocuentes en este sentido, uno de los consumidores lanza gritos estremecedores en plena crisis. El narcótico, conocido también como "Spice" o "K2", existe hace varios años, pero en el último tiempo ha mostrado un importante crecimiento en su consumo. Según la Policía local, la marihuana sintética ya mató, en lo que va de 2015, al triple de personas que en todo el año pasado.

SABER MÁS

Obama firmó ley que veda las drogas sintéticas.


El fenómeno se incrementa a pasos agigantados: las llamadas de emergencia subieron de 304 en 2010 a 6.132 apenas un año después; las autoridades han tratado de hacerles frente con vedas temporales. En octubre de 2011, la agencia antidrogas estadounidense (DEA) utilizó sus poderes para establecer una prohibición de emergencia. Este lunes, el presidente Barack Obama firmó una radical Ley para la Prevención del Uso de Drogas Sintéticas, que implica la prohibición de los componentes y similares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)