VIDEO

Otra noche de violencia en Charlotte: toque de queda y un hombre muerto

Fue el tercer día de disturbios en Charlotte por la muerte de un hombre negro a manos de un policía. Las autoridades declararon toque de queda.

Cientos de personas marcharon durante horas en la tercera noche consecutiva de protestas en Charlotte, en Carolina del Norte, desafiando incluso el toque de queda dispuesto por las autoridades después que un manifestante falleció baleado en circunstancias confusas.

La nueva protesta se vio enmarcada por eslóganes, cánticos y carteles.
El gobernador de Carolina del Norte declaró el estado de emergencia en la ciudad, dando el vía libre a la intervención de la Guardia Nacional para ayudar a la Policía que custodia las calles de Charlotte.

El toque de queda comenzó a regir a partir de la medianoche del viernes hasta las 6 de hoy en toda la ciudad y permanecerá en vigencia durante varios días, hasta que las autoridades lo consideren necesario.

"Fue dispuesto después de consultas y atentas evaluaciones", dijo la alcaldesa, Jennifer Roberts. "Fue considerado el modo mejor para mantener la calma", agregó.

Solo un episodio puso en alerta a la Policía cuando algunos manifestantes salieron de la marcha de protesta principal y alcanzaron una autopista en un intento por bloquearla, pero fueron dispersados por la Policía.

La situación estaba bajo control. Pero al comenzar el toque de queda cientos de manifestantes permanecían en las calles. La Policía no intervino ni tiene intención de hacerlo salvo que sea necesario, dijeron voceros.

La tensión sigue siendo muy alta. Las protestas fueron causadas por la muerte del afroestadounidense Keith Lamont Scott en manos de la Policía. Existe un video sobre el hecho que solo fue visto por las fuerzas de seguridad y los familiares de la víctima.

Violencia racial empaña la campaña en EE.UU. Foto. AFP
Violencia racial empaña la campaña en EE.UU. Foto. AFP

Divergencia.

La Policía explicó que Scott llevaba un arma, que amenazó con ella y que el policía que lo mató también era negro. Este, precisó, fue suspendido.

Falso, responden sus familiares, que sostienen que Keith Scott no amenazó a nadie y que en la mano no tenía un arma sino un libro. Algunos vecinos dicen incluso que el policía que disparó era blanco, no negro.

Lo del arma "es una mentira", aseguró a la AFP Taheshia Williams, residente del barrio cuya hija estudia en la misma escuela que uno de los hijos de Scott. "Quitaron el libro y lo reemplazaron por un arma. Ese hombre se sentaba aquí todos los días a esperar a que su hijo bajara del autobús", agregó.

Según la versión de la Policía, agentes enviados a detener a un sospechoso observaron a Keith Scott —quien no era la persona buscada— en el parking del edificio. Los agentes le pidieron varias veces que bajara el arma.

"A pesar de esos requerimientos, Scott salió del vehículo con un arma en la mano", relató el jefe de la Policía.

Los allegados a la víctima y militantes de defensa de los derechos humanos cuestionan esta versión y reclaman que la Policía difunda las imágenes grabadas por las cámaras que los agentes llevan con ellos y la del vehículo policial, a lo que las autoridades se han negado hasta el momento.

En las protestas de la noche del jueves había una pancarta que decía: "¡Difundan los videos".

Manifestante muerto.

Anoche se informó que manifestante alcanzado por uno o dos disparos de arma de fuego durante la batahola desatada en Charlotte había muerto.

Se encontraba ingresado en un hospital en condiciones gravísimas de salud y era mantenido vivo por medios mecánicos, informaron las autoridades.

En tanto, un nuevo afro-americano resultó muerto por la acción de la policía, esta vez en Baltimore (Maryland), noreste de Estados Unidos, el tercer caso en pocos días.

"MERECEMOS ALGO MEJOR", DICE CURRY.

Donald Trump.

El candidato presidencial republicano afirmó que las violentas protestas en Charlotte demuestran que Estados Unidos es un "país herido", y que es necesaria una "agenda nacional contra el crimen". Trump, de 70 años, hizo un llamamiento a la unidad bajo el eslogan "hacer a Estados Unidos de nuevo uno".

Stephen Curry.

La estrella de los Golden State Warriors de la NBA, expresó su consternación tras la muerte de un hombre de raza negra en Charlotte, la ciudad donde creció el jugador. "Rezo por mi ciudad, merecemos algo mejor que eso", escribió el mejor jugador de los últimas dos temporadas de la NBA en Twitter. Mientras tanto, el entrenador de Golden State, Steve Kerr, ha animado a sus jugadores a que comenten. "Espero que todos los estadounidenses estén disgustados por lo que está sucediendo en este país", dijo Kerr.

Hillary Clinton.

"Keith Lamont Scott. Terence Crutcher. Muchos otros. Esto tiene que acabar", tuiteó la candidata demócrata.

Richard Sherman.

El jugador estrella del equipo de football americano de Seattle se negó a responder preguntas de los periodistas en una conferencia como medida de protesta. "No es comprensible que la gente muera en las calles", se lamentó Sherman.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)