GALARDÓN

Nobel de la Paz para lucha contra armas químicas

El Comité del Nobel otorgó el premio a la organización que vela el cumplimiento de un tratado multilateral contra el uso y producción de armas químicas.

OsloAFPvie oct 11 2013 09:30

El premio Nobel de la Paz va a ser otorgado este viernes a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), encargada de supervisar el desmantelamiento del arsenal químico sirio, afirma la televisión noruega NRK.

"Según las informaciones de NRK, el premio Nobel de la Paz 2013 será atribuido a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), apoyada por la ONU", escribió sin más precisiones la cadena noruega en su portal de internet.

La OPAQ, con sede en La Haya, tiene a su cargo velar por el cumplimiento de un tratado multilateral vigente desde 1997 que prohíbe el desarrollo, la producción, el almacenamiento y el uso de las armas químicas y prevé su destrucción total.

Su labor está de actualidad desde que el Consejo de Seguridad de la ONU, vía una resolución del 28 de septiembre, le encargara supervisar el desmantelamiento del arsenal químico del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, de aquí al 30 de junio de 2014.

Las armas químicas, que son armas de destrucción masiva dirigidas indiscriminadamente contra militares y civiles, dejaron patentes sus efectos devastadores este año en Siria. La ONU asegura haber hallado "pruebas claras y convincentes" del empleo de gas sarín el 21 de agosto en la periferia de Damasco.

El ataque dejó al menos 1.429 muertos, 426 de ellos niños, según Estados Unidos, aunque hay divergencias entre los diferentes balances. La oposición siria y Occidente acusan de este ataque a Damasco, quien lo desmiente aunque, presionado por Rusia, aceptó destruir su arsenal químico.

La propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner este arsenal bajo control internacional para su desmantelamiento, permitió evitar los ataques de castigo que planeaban Estados Unidos y Francia y dio a conocer a la OPAQ, hasta entonces desconocida. Los expertos de la OPAQ trabajan desde el 1 de octubre en unas peligrosas condiciones en Siria.

Con trajes especiales, ataviados con cascos y chalecos antibalas, deben supervisar el desmantelamiento de un arsenal que se calcula que asciende a más de mil toneladas de armas químicas, de las que 300 corresponderían a gas sarín. Se espera que el anuncio sea hecho en Oslo esta mañana.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.