El premier israelí trató de superar diferendo por pacto con Irán

Netanyahu supera discordia con EE.UU.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu culminó ayer una visita a Washington durante la cual intentó reparar los daños que le generó a Estados Unidos su campaña contra el acuerdo nuclear con Irán, que incomodó tanto a la Casa Blanca como a la comunidad judía estadounidense.

Su discurso en marzo frente al Congreso, sin haberle advertido al presidente estadounidense Barack Obama e invitado por republicanos, para denunciar el acuerdo finalmente alcanzado el 14 de julio entre las grandes potencias e Irán, fue el punto culminante de varios meses de discordia con Estados Unidos.

Durante un debate republicano el martes por la noche, varios aspirantes a la candidatura del partido estimaron que el dirigente israelí era maltratado por el gobierno estadounidense. "Tenemos un presidente que trata el primer ministro israelí con menos respeto que al ayatolá iraní", aseguró el senador de Florida Marco Rubio.

Al saludar el lunes a Barack Obama, por primera vez en un año, Netanyahu buscó apaciguar las cosas, estimando que este encuentro fue uno de los "mejores" que tuvo con el presidente estadounidense, lejos "de los debates acalorados y los desacuerdos" del pasado.

Pero el encuentro tomó la forma de un ejercicio de diplomacia funcional, que dio lugar del lado estadounidense a declaraciones esperadas sobre el "lazo extraordinario" que une a Estados Unidos e Israel desde su creación. Netanyahu también apuntó a la negociación, durante esta visita de tres días, de una extensión de la ayuda militar estadounidense a Israel para la próxima década. De momento, el premier israelí regresa prácticamente con las manos vacías a su país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)