Un largo y sinuoso camino

Negocian ayuda humanitaria y liberación de prisioneros

El diálogo por la paz en Siria comenzó con dos demandas de la oposición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los efectivos del ejército rinden homenaje a las víctimas del último ataque del ISIS. Foto: AFP

Las negociaciones de paz sobre Siria "comenzaron oficialmente" en Ginebra, anunció ayer por la noche el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, tras una reunión de dos horas con representantes de la oposición siria.

"Las discusiones de Ginebra han comenzado oficialmente", insistió De Mistura ante la prensa y anunció una reunión "con el gobierno mañana (martes) y por la tarde invitaremos al ACN (Alto Comité de Negociaciones) a que profundice los temas presentados".

El diplomático sueco de origen italiano prevé que estas conversaciones serán "complicadas y difíciles", pero que el pueblo sirio merece "ver algo en concreto, además de estas largas y dolorosas negociaciones". De Mistura habló ante la prensa tras concluir la reunión preliminar con los representantes del opositor ACN, que arribó a Ginebra el sábado después de días de deliberación sobre si acudirían a estas negociaciones indirectas con el régimen de Bashar al Asad.

"El objetivo más inmediato es asegurarnos de que las conversaciones continúen y que todo el mundo participe" en las mismas, señaló De Mistura. Asimismo, señaló que no puede calcular cuánto espera que durará esta primera ronda, aunque sí confía que se "logre algo" de aquí al 11 de febrero.

Ayuda humanitaria.

Desde varios días atrás, el ACN había repetido sus condiciones antes de empezar a negociar oficialmente: el fin de los bombardeos, el fin del asedio a las ciudades y la liberación de presos, la concesión quizás más fácil de obtener por el momento, según una fuente diplomática.

Ayer lunes, el gobierno sirio dio su acuerdo de principios para el acceso de ayuda humanitaria a la ciudad de Madaya, donde 46 personas han muerto de hambre desde principios de diciembre, así como a otras ciudades sirias, según declaró el portavoz de la OCHA.

"El gobierno aprobó en principio el envío de convoyes a Madaya y, simultáneamente a Kafraya y Fua", dos ciudades chiitas sitiadas por los rebeldes, dijo el vocero de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

La delegación del ACN está liderada por el jefe rebelde islamista Mohamed Alush, que llegó a Ginebra por la tarde. Se trata del líder del grupo de inspiración salafista Jaich al Islam (Ejército de Dios), considerado como "terrorista" por Damasco y sus aliados rusos.

El ACN aceptó la reunión tras haber obtenido "garantías" de la comunidad internacional y una "respuesta positiva del emisario especial de la ONU", según uno de sus portavoces, Salem al Meslet. Según una fuente diplomática, el ACN desconfía tanto de la ONU como del régimen y quiere "cosas tangibles y visibles enseguida".

De Mistura tiene previsto el martes un encuentro con representantes del régimen sirio. Desde Omán, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon se felicitó del inicio de las negociaciones "que se hicieron esperar mucho tiempo".

La oposición siria entregó en la primera reunión para las negociaciones de paz una lista con unos 3.800 nombres de mujeres y niños detenidos en cárceles del Gobierno sirio.

Así lo reveló el portavoz de la alianza opositora, Salem Muslit, quien consideró que el número de los que están detenidos "deben ser en realidad diez veces más" y recordó que ésta es una de las tres demandas humanitarias de la oposición, junto con el cese de los bombardeos sobre zonas civiles y la entrada de ayuda vital a áreas cercadas por el ejército.

Sin embargo, Muslit aclaró que el principal objetivo de su coalición opositora —conocida como Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN)— "no son las cuestiones humanitarias, sino iniciar el proceso político", refiriéndose a la salida del presidente Asad.

Mientras tanto, la coalición anti-yihadista liderada por Estados Unidos se reunirá hoy en Roma, donde está el secretario de Estado norteamericano John Kerry, y se podría tratar la cuestión siria. Por otra parte está prevista el jueves en Londres una conferencia de donantes para ayudar a los 13,5 millones de personas en situación de vulnerabilidad en Siria y a los 4,2 millones de refugiados.

ALGUNOS DATOS DE LA GUERRA EN SIRIA.

Prisioneros.

La liberación de más de 3.800 prisioneros, mujeres y niños, alojados en las cárceles del régimen de Bashar al Asad fue la primera condición presentada por los opositores.

Muertes.

Al menos 4.680 personas murieron durante el mes pasado, una cifra ligeramente superior a la de diciembre, cuando se registraron 4.633 fallecidos, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Niños.

De los muertos de enero, 1.345 eran civiles, entre ellos 295 menores de edad y 190 mujeres, que perecieron por los bombardeos del régimen, de Rusia y de la coalición internacional, así como por el disparo de cohetes de facciones rebeldes, del Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Bajas.

En el bando gubernamental hubo un total de 1.599 bajas: 735 eran miembros de las fuerzas regulares; 752, integrantes de milicias sirias; 9, combatientes del grupo libanés Hezbolá; y 103, milicianos chiíes de otras nacionalidades.

Desplazados.

Más de 4.000 sirios han llegado Turquía en los pasados cuatro días huyendo del avance de las tropas gubernamentales sirias en Latakia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)