BERNARDO PROVENZANO

Murió el mítico capo de la mafia siciliana

El jefe mafioso italiano Bernardo Provenzano, líder indiscutido de la Cosa Nostra siciliana desde 1993 hasta su arresto en 2006, falleció en un hospital de Milán a los 83 años, dijeron ayer autoridades penitenciarias.

Cuando era un joven asesino a sueldo en Corleone, el pueblo cerca de Palermo hecho famoso en las películas de El Padrino, Provenzano se forjó un nombre en el mundo criminal por su extrema crueldad.

Tras su arresto, sufrió graves problemas de salud, incluyendo cáncer y la enfermedad de Parkinson, y en el 2014 fue transferido desde una prisión en Parma al hospital San Paolo en Milán, donde permanecía bajo máximas medidas de seguridad. Por más de cuatro décadas, Provenzano fue un fugitivo legendario por evadir a la Policía.

Cuando fue capturado ya había sido condenado en ausencia por una serie de asesinatos, incluyendo los de dos fiscales antimafia en 1992, Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, por los que fue sentenciado a cadena perpetua.

Hasta su arresto a los 73 años en una granja cerca de Corleone, una de las últimas imágenes suyas que la Policía tenía había sido tomada a sus 25 años, y en ella lucía como un apuesto y cuidado capitán de un equipo de fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)