DESPIDEN AL LÍDER ALEMÁN

El mundo elogia valor de Helmut Kohl para la paz y reconciliación

El primer funeral de estado europeo para despedir al gran líder.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sepelio de Helmut Kohl en el Parlamento Europeo. Foto: Reuters.

Mandatarios de todo el mundo se pusieron de acuerdo en el primer funeral de estado europeo de la historia para aclamar la importancia de la figura del excanciller Helmut Kohl para la paz y la reconciliación en Alemania y Europa tras los momentos más oscuros de la región en el siglo XX.

Con líderes mundiales sentados en los escaños que normalmente ocupan los eurodiputados en la sede de la Eurocámara, y con el féretro de Kohl cubierto por una bandera europea y el colofón final del himno de la Alegría, el artífice de la integración europea tuvo su final deseado en la Alsacia, la región fronteriza entre Francia y Alemania que simboliza la reconciliación y el sueño continental.

Por un día, líderes mundiales como el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev; la primera ministra británica, Theresa May; la canciller alemana, Angela Merkel, o el expresidente deEstados Unidos Bill Clinton, se unieron en una reflexión sobre la importancia de apostar por la reconciliación y la paz, una de las lecciones de historia de Kohl, que fue canciller de Alemania entre 1982 y 1998.

Merkel y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se erigieron como responsables de dar continuidad al legado de Kohl en la integración europea, que ahora vive horas bajas y de la que el fallecido político alemán fue clave.

Hasta el punto de jugarse el cargo en Berlín para defender un futuro con euro y sin franco alemán, como recordó el expresidente del Gobierno español Felipe González, que pronunció un discurso en la ceremonia como amigo personal de Kohl.

González, que vivió con Kohl momentos como la entrada de España en la Unión Europea ofreció al igual que Clinton unas palabras personales y sentidas, después de haber sido invitado a hablar por la viuda del político, Maike Kohl-Ritcher.

"La historia un día también tendrá que juzgarnos a nosotros", apuntó, a su vez, Macron.

"Estadista" y "gigante político" fueron algunos de los adjetivos que recibió Kohl del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y del de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Merkel, que cerró los discursos, reconoció haber tenido "algunas discrepancias" con su padre político, si bien destacó que tanto ella como el resto de alemanes y europeos están en deuda con él."Muchas de las cosas que ahora tenemos, como el euro, no habrían existido sin él".

Los restos mortales de Kohl fueron trasladados desde el Parlamento Europeo en helicóptero a la ciudad alemana de Espira, donde recibieron sepultura tras una misa en la catedral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)