Lo denuncia un grupo talibán y apunta al sucesor

Mulá Omar habría sido envenenado

El líder de los talibanes, el Mulá Omar, no murió en 2013 a consecuencia de una enfermedad sino que fue envenenado en el marco de un complot contra él en el que estaría directamente comprometido el nuevo guía del Emirato Islámico de Afganistán, el mulá Akhtar Mansour.

KABUL, ISLAMABAD | ANSA Y EFE

La grave acusación —escribe el portal de noticias Khaama Press— está contenida en un comunicado del grupo secesionista talibán Movimiento Islámico Fidai Mahaz, que fue, entre otros, el primero en apoyar que el mulá Omar falleció dos años atrás. En el documento se precisa que el líder de los talibanes fue eliminado luego de la decisión de crear una Oficina Política de los insurgentes en Qatar, iniciativa que causó serias fricciones entre el fallecido jefe talibán y el mulá Mansour. En el comunicado Fidai Mahaz asegura que tiene pruebas que el nuevo líder de los talibanes ordenó sustituir las medicinas del mulá Omar con una poción de veneno que lo mató en tres días.

Funerales.

Unas 300 personas, entre ellas varias figuras políticas, lloraron el sábado la muerte del mulá Omar en un funeral celebrado en Islamabad, tres días después de que Kabul anunciase su fallecimiento en 2013.

La ceremonia tuvo lugar entre fuertes medidas de seguridad en una mezquita. "Era nuestro héroe y ojalá pudiese ser como él. No tenía deseos de una vida lujosa, vivía en una casa de barro con una habitación. Vivía una vida simple de acuerdo a nuestro profeta", dijo uno de los asistentes, Muhammad Farooq.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)