NUEVA REALIDAD POLÍTICA

Una mujer marcada por el terror es figura clave

El gobierno del Reino Unido depende de los 10 votos de Arlene Foster para sobrevivir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Theresa May y Arlene Foster después de sellar el acuerdo. Foto: Reuters.

El acuerdo alcanzado entre Theresa May y el Partido Democrático Unionista (DUP), que le permite gobernar en minoría a la primera ministra británica, devuelve a la líder de esa formación norirlandesa, Arlene Foster, el protagonismo perdido en Irlanda del Norte por la corrupción y el auge del Sinn Féin.

Con este pacto, sellado el lunes pasado, May podrá contactar con el apoyo de los diez diputados que tiene el DUP en la Cámara de los Comunes en votaciones importantes, después de que los conservadores perdieron la mayoría absoluta en las elecciones generales británicas del pasado día 8.

Aunque no formará parte del nuevo Ejecutivo británico, Foster, de 46 años, tendrá más poder para defender los intereses de los norirlandeses ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y para pedir, a cambio de su apoyo, condiciones económicas más ventajosas para la provincia.

Foster apoya el "Brexit duro" (la salida de la UE sin acceso al mercado único), pero coincide con May en la necesidad de tener la frontera con la República de Irlanda tan abierta como sea posible para no dañar el proceso de paz y las estrechas relaciones económicas que mantienen ambas jurisdicciones.

Marcada desde niña por el terrorismo del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), la dirigente unionista tomó las riendas del DUP en 2016 y asumió el reto de ser la primera mujer que dirigía el Gobierno de poder compartido entre protestantes y católicos.

Desde entonces, la relación con sus socios del Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, se ha ido degradando por sus diferencias sobre política económica y, sobre todo, social y lingüística, pues los nacionalistas le acusan de ridiculizar el idioma gaélico y de ignorar los derechos de grupos minoritarios, como los inmigrantes o el colectivo LGTB.

A diferencia de muchos de sus compañeros de partido, no pertenece a la Iglesia Libre Presbiteriana, institución protestante radical fundada por el padre del DUP, el histórico exministro principal norirlandés Ian Paisley (1926-2014).

Foster también se enfrentó a los republicanos durante el referéndum celebrado el pasado 23 de junio sobre el "Brexit", en el que la mayoría de los norirlandeses lo rechazó.

Debilitada por esa derrota, el Sinn Féin elevó la presión al vincularle el pasado enero con un escándalo financiero en la gestión de un programa de energías renovables que ella misma estableció cuando ocupó la cartera de Empresas e Inversión (2008-2015).

Finalmente, los nacionalistas hicieron caer al Gobierno de Belfast y Londres se vio obligado a convocar en marzo unas elecciones autonómicas anticipadas en las que el Sinn Féin se quedó a solo un escaño del DUP, lo que provocó la pérdida de la tradicional mayoría que han tenido las fuerzas unionistas en la asamblea norirlandesa.

La fama de buena negociadora que se le atribuye a Foster no ha servido para que los partidos norirlandeses acuerden la formación de un Ejecutivo autónomo, mientras que sus críticos sostienen que el pacto con los "tories" podría dañar este proceso, en el que Londres debe mantener estricta neutralidad.

TRAYECTORIA.

Diputada, ministra y en peligro por el IRA.

Arlene Foster ingresó en el DUP en 2004, tras abandonar el Partido Unionista del Ulster (UUP) —hasta entonces la formación protestante hegemónica en Irlanda del Norte—, en protesta por el incumplimiento de algunos contenidos —como el desarme del IRA— recogidos en el acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), pacto al que siempre se opuso.

Nacida en la pequeña localidad de Roslea, en el condado fronterizo de Fermanagh, ha sido diputada regional por esa circunscripción desde 2003 y hasta en dos ocasiones (2010 y 2015) sustituyó temporalmente al exministro principal Peter Robinson al frente del Gobierno.

Antes, Foster, casada y madre de tres hijos, ocupó la cartera de Medioambiente entre 2007 y 2008 y la de Empresa, Comercio e Inversión entre 2008 y mayo de 2015, cuando se convirtió en la ministra de Finanzas.

Asimismo, tiene experiencias relacionadas con el pasado conflicto en la provincia británica.

El IRA intentó asesinar sin éxito en 1978 a su padre, un agricultor y reservista del Royal Ulster Constabulary (RUC) —a antigua policía norirlandesa, de mayoría protestante y considerada sectaria—.

Aunque su progenitor sobrevivió, la familia se vio obligada a abandonar la zona y la pequeña Arlene a cambiar de colegio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)