EL GOLPE EN ZIMBABUE

Mugabe se niega a renunciar a los militares

El presidente Robert Mugabe, de 93 años, se negó ayer jueves a abandonar el poder en Zimbabue tras el golpe militar del miércoles, en medio de fuerte presiones para que ceda.

Robert Mugabe. Foto: AFP
Robert Mugabe. Foto: AFP

Allegados a Mugabe y su esposa Grace, que se mantienen en su lujoso complejo del "Tejado Azul" en Harare, dijeron que el presidente no tiene planes de dimitir voluntariamente antes de las elecciones, previstas para el próximo año.

"Estamos en una suerte de punto muerto, un estancamiento", dijo una fuente. "Insisten en que el presidente debe acabar su mandato", agregó.

La toma del poder por parte del Ejército significó el colapso en menos de 36 horas de las redes de seguridad, inteligencia y clientelismo que mantuvieron a Mugabe en el poder durante 37 años. Un sacerdote que está mediando entre Mugabe y los generales, que se hicieron con el poder el miércoles, en lo que calificaron como una operación dirigida contra los "criminales" que rodean a Mugabe, no está logrando muchos avances, señaló una destacada fuente política a Reuters.

El líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, pidió la salida de Mugabe "por el bien de la gente". En un comunicado leído a periodistas, Tsvangirai se refirió a él de forma deliberada como "Señor Robert Mugabe", en lugar de "presidente".

El Ejército parece querer que Mugabe, quien ha gobernado Zimbabue desde su independencia en 1980, permita una transición en calma y sin derramamiento de sangre a un gobierno liderado por Emmerson Mnangagwa, el vicepresidente cuyo cese la semana pasada causó la crisis política.

El principal objetivo de los generales es evitar que Mugabe pase el poder a su esposa Grace, 41 años menor que él, que ha logrado un núcleo de seguidores entre el ala joven del partido gobernante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)