Ciudad del Vaticano

Muere el exnuncio acusado de pedofilia

El exnuncio en República Dominicana, el polaco Josef Wesolowski, acusado de pederastia, falleció en la madrugada de ayer poniendo fin de forma abrupta al primer juicio en el Vaticano por abuso sexual a menores.

"Esta mañana al amanecer, monseñor Jozef Wesolowski fue hallado muerto en su domicilio en el Vaticano", anunció la Santa Sede en un comunicado, en el que habló de "causas naturales" e indicó que se realizará una autopsia. El diplomático, de 67 años, que fue embajador de la Santa Sede en Santo Domingo, sufría problemas de salud no especificados. "Un franciscano del Colegio de Penitenciario lo halló muerto delante de la televisión prendida hacia las cinco de la mañana", aseguró Ciro Bendettini, vicedirector de Prensa del Vaticano.

Wesolowski había ingresado en el hospital en julio pasado, un día antes de la apertura de su juicio. Entonces se sospechó de un suicidio ya que fuentes no oficiales del hospital romano Gemelli donde estaba internado aseguraron a la prensa italiana que había sido hospitalizado tras haber ingerido una mezcla de medicamentos y alcohol.

Wesolowski no había aparecido en público desde la publicación en la prensa de informaciones según las cuales habría tenido relaciones sexuales pagadas con menores en un barrio de Santo Domingo.

La Congregación para la Doctrina de la Fe lo juzgó y sancionó por estos actos en junio de 2014, y lo condenó a colgar los hábitos y volver al estado laico, la pena máxima para un prelado. Pero el papa Francisco también ordenó un juicio penal, una primicia en el Vaticano, por lo que Wesolowski fue detenido y puesto bajo arresto domiciliario en septiembre de 2014, a la espera de su juicio.

En diciembre obtuvo una mayor libertad de movimiento en el interior del Estado vaticano por motivos de salud. El 10 de julio fue ingresado en cuidados intensivos en Roma debido a un empeoramiento de su estado. Un día después se inició su juicio en ausencia.

Juzgado por actos pederastas con niños de entre 13 y 16 años en Santo Domingo, y por posesión y encubrimiento de "una cantidad importante" de fotografías de contenido pornográfico descargadas de Internet en la Santa Sede, se enfrentaba a entre seis y siete años de prisión, sin contar agravantes. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)