BUDISMO 

Monje tibetano deja el celibato para casarse con una amiga de la infancia

Thaye Dorje, importante maestro tibetano que reivindica desde su niñez ser una reencarnación del Karmapa Lama, contrajo matrimonio en una ceremonia privada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Karmapa Thaye Dorje junto a Dechen Wangmo y sus padres. Foto: AFP

Un importante maestro tibetano que se reivindica como uno de los líderes espirituales de esta rama del budismo abandonó el celibato para casarse con una amiga de la infancia, informó este jueves su despacho.

Thaye Dorje, de 33 años, reivindica desde su niñez ser una reencarnación del Karmapa Lama, el líder de una de las cuatro mayores escuelas de budismo tibetano. Pero muchos seguidores de la escuela de budismo Karma Kagyu consideran como líder a otro monje, Urgyen Trinley, que tiene el apoyo del dalái lama.

Este cisma, que ha dividido desde hace tiempo a los budistas tibetanos, podría haber quedado zanjado con el anuncio de que Thaye Dorje contrajo matrimonio el 25 de marzo en Nueva Delhi, en una ceremonia privada.

"Tengo un sentimiento muy fuerte, muy profundo dentro de mi corazón, de que mi decisión de casarme va a tener un impacto no sólo para mí, pero también para el linaje", dijo Thaye Dorje en el comunicado. "Algo hermoso, algo que va a ser beneficioso para todos nosotros va a emerger", dijo.

El despacho del monje indicó que Thaye Dore seguirá ofreciendo enseñanzas y otorgando bendiciones a sus seguidores. Su nueva mujer, Rinchen Yangzom, de 36 años, nació en Bután y fue criada en India y en Europa.

Según la tradición tibetana, los monjes identifican a los niños pequeños como la reencarnación de un líder ya fallecido. Thaye Dorje nació en el Tíbet,su padre era un lama importante y su madre proviene de una rama de la nobleza tibetana.

En 2012 dijo a la AFP que la disputa por el título de Karmapa era "una prueba del valor de cada uno, en términos de su devoción". Pero el título de Karmapa Lama no es el único que está en disputa. En 1995, el gobierno de China, que promueve el ateísmo, eligió a un niño para ser el Panchen Lama, un título que el dalái lama ya había atribuido a otro joven.

Cuando Gedhun Choekyi Nyima fue identificado por el dalái lama como la reencarnación del Panchen Lama, la segunda figura de mayor importancia para los tibetanos, las autoridades chinas lo pusieron bajo su custodia.

El décimo Panchen Lama murió en 1989 tras mantener una tumultuosa relación con los líderes comunistas chinos, que lo alabaron un tiempo antes de encarcelarlo.

La cuestión del nombramiento de los lamas tibetanos cobra mayor relevancia a medida que envejece el dalái lama y abre la posibilidad de que Pekín intente designar a su propio sucesor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)