TIRANDO DE LA PIOLA

Otro misil que eleva la tensión

Régimen de Corea del Norte ignora las sanciones y presiones de Estados Unidos y China.

El líder norcoreano observa el lanzamiento del misil. Foto. EFE
Japón, EEUU y Corea del Sur pidieron reunión de urgencia a la ONU. VEA EL VIDEO

Corea del Norte retó de nuevo a la comunidad internacional con el lanzamiento de un misil intercontinental, el primero desde mediados de septiembre. Como era de esperar, la reacción de Estados Unidos fue inmediata y en torno fuerte: "Nos ocuparemos de eso", afirmó Donald Trump, que fue informado del lanzamiento cuando el misil todavía estaba en el aire.

Este nuevo lanzamiento ningunea los esfuerzos diplomáticos de Trump en su reciente gira por Asia, en la que buscó aliados para frenar el programa de armamento nuclear norcoreano. El misil fue disparado en la madrugada del miércoles de Corea del Norte desde Sain-ni, cerca de Pyongyang, hacia el norte de Japón.

Además de la advertencia de Trump desde la Casa Blanca, el secretario de Defensa y jefe del Pentágono, James Mattis, afirmó que los militares surcoreanos habían disparado misiles de precisión "para estar seguros que Corea del Norte entienda" que sus misiles pueden ser derribados.

El Pentágono afirmó que su evaluación inicial era que se trató de un misil del tipo ICBM lanzado desde Sain Ni, que viajó alrededor de 1.000 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón. El gobierno japonés estimó que el proyectil voló por alrededor de 50 minutos y cayó en su zona económica exclusiva, dijo la cadena japonesa NHK. El 29 de agosto, un misil lanzado por Corea del Norte que sobrevoló Japón se mantuvo en el aire por 14 minutos.

Se trató de un "acto violento" que "no puede ser tolerado", denunció por su parte el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Japón, Estados Unidos y Corea del Sur pidieron una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

En tanto, el secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que "las opciones diplomáticas" para resolver la crisis con Corea del Norte siguen "sobre la mesa por el momento". El jefe de la diplomacia estadounidense, además, formuló un llamado a la comunidad internacional a "tomar nuevas medidas" al margen de las sanciones ya aprobadas por el Consejo de Seguridad, "incluyendo el derecho a prohibir el tráfico marítimo de bienes desde y hacia Corea del Norte".

Los esfuerzos diplomáticos a varias bandas de Washington, especialmente a través de China, para intentar poner fin a las actividades balística y nuclear de Corea del Norte parecen tener poco peso en las decisiones del dictador Kim Jong-un. El lanzamiento de ayer fue efectuado ocho días después de que Washington decidiera volver a incluir a Corea del Norte en la lista negra de los países patrocinadores del terrorismo.

El 3 de septiembre, Corea del Norte efectuó su sexto ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha. Según Pyongyang, se trataba de una bomba de hidrógeno capaz de ser montada en sus misiles de largo alcance.

El 15 de septiembre, menos de una semana después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara nuevas sanciones, el régimen norcoreano, disparó un misil balístico que sobrevoló Japón.

La ausencia de lanzamientos desde entonces había creado la expectativa de que el endurecimiento de las sanciones de la ONU daba sus frutos. Y más teniendo en cuenta que Estados Unidos incitó al resto de la comunidad internacional a tomar medidas unilaterales.

Washington había pedido a China, principal apoyo económico de Corea del Norte, que dejara de respaldar a su vecino. Trump se mostró confiado sobre este aspecto tras su reciente visita a Pekín.

Ayer la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, anunció que Trump abogará por la adopción de nuevas sanciones contra Corea del Norte. "Todos los países deben respetar las actuales sanciones y se deben adoptar nuevas medidas", señaló Nauert durante una rueda de prensa celebrada en Washington.

Estados Unidos y Canadá propondrán adelantar la próxima reunión del Comando de Naciones Unidas (UNC), contingente internacional que controla la franja sur de la llamada Zona de Seguridad Conjunta (JSA) que separa las dos Coreas. A esa reunión serán invitados tanto Japón como Corea del Sur, con el objetivo de analizar los siguientes pasos a dar frente a la amenaza norcoreana.

Ayer, apenas se confirmó el lanzamiento del misil por parte de Corea del Norte, el Ejército de Corea del Sur llevó a cabo un ensayo de misiles cerca de la frontera marítima.

Según un comunicado del JCS, la Armada y la Fuerza Aérea surcoreanas iniciaron el ejercicio apenas cinco minutos después del lanzamiento norcoreano.

La prueba duró veinte minutos y en las maniobras participaron la unidad de misiles de la Armada, un navío equipado con el sistema de combate Aegis y un caza KF-16. Cada uno de ellos disparó una unidad de los modelos de proyectil Hyunmoo-II, Haesong-II y SPICE-2000, que golpearon con éxito y de manera simultánea el blanco designado.

En el ejercicio se empleó un blanco simulado situado a la distancia aproximada desde donde Corea del Norte lanzó ayer su misil.

NACIONES UNIDAS

Consejo de Seguridad en sesión de urgencia

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia hoy miércoles para analizar el último lanzamiento de un misil intercontinental norcoreano. La reunión, propuesta por Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, se celebrará a las 16.30 hora de Nueva York (18.30 de Uruguay).

Hoy miércoles el Consejo de Seguridad ya tenía prevista una sesión para discutir sobre el régimen de sanciones contra Corea del Norte.

El representante de Japón ante la ONU, Koro Bessho, condenó el ensayo norcoreano y aseguró que se trata de una acción "muy preocupante". "Lo condenamos públicamente. Hemos dicho a los norcoreanos que criticamos su comportamiento", dijo Bessho en la sede de Naciones Unidas.

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, dijo que, de confirmarse, la prueba es "otro acto temerario de un régimen más preocupado de construir su capacidad de misiles balísticos que de cuidar de su gente".

Desde noviembre del año pasado, el Consejo de Seguridad —en el que Uruguay ocupa una silla hasta el 31 de diciembre— ha impuesto embargos a varios productos, incluido de carbón, hierro, textiles y algunos alimentos, restringido las asociaciones empresariales y sancionado a una cantidad de entidades norcoreanas en respuesta a las pruebas nucleares y balísticas del país asiático. También se prohibió la contratación de trabajadores norcoreanos y se impuso un embargo a las compras de petróleo por parte de Corea del Norte, en particular desde China, su principal socio comercial.

Bajo las resoluciones de la ONU, Corea del Norte tiene prohibido desarrollar misiles y armas con capacidad nuclear. (AFP, EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos