Opinión

Con la mira en Carolina del Sur

Las primarias de New Hampshire arrojaron resultados predecibles en los primeros lugares de cada partido y sorpresas más abajo entre los republicanos. En un estado demográfica y culturalmente muy distinto a Iowa, cambiaron los ganadores en ambos partidos y la definición de cada interna todavía parece lejana.

En el campo demócrata, como anunciaban las encuestas, Bernie Sanders le ganó por paliza a Hillary Clinton, lo que le da a su campaña el impulso que necesitaba para seguir adelante. Con el 60% Sanders se impuso al 38% de Clinton que ahora pone todas sus fichas en las internas del 20 de febrero en Nevada y del 27 en Carolina del Sur, antes de llegar al "supermartes" el 1° de marzo en que votan 14 estados.

Una organización más fuerte y mejor financiada, así como una mejor llegada a algunas minorías decisivas como los afroamericanos y los latinos, siguen dándole a Clinton el favoritismo aunque por un margen reducido. El affaire de los correos electrónicos que envió y recibió desde un servidor privado como secretaria de Estado es un problema que viene arrastrando y que parece estar mellando su ya menguada credibilidad. Según una encuesta de CNN el 92% de los votantes demócratas para los que la honestidad es un asunto central votó por Sanders en New Hampshire. Del lado republicano Donald Trump obtuvo un amplio triunfo con el 35% de los votos y sigue apareciendo primero en las encuestas a nivel nacional. Pese a su estilo y la oposición férrea de la prensa afín a los demócratas y de buena parte de la conservadora (el título de portada de la última edición de la conocida revista National Review fue "Contra Trump") por ahora el empresario y estrella de reality show sigue encabezando la fila republicana.

Del segundo al quinto, con escasa diferencia, se ubicaron John Kasich (16%), Ted Cruz (12%), Jeb Bush (11%) y Marco Rubio (11%). Con este resultado Kasich se mete en la conversación pero tiene escasos recursos y organización para desarrollar una campaña nacional. Cruz votó mejor de lo que marcaban las encuestas, Bush sigue sin convencer y Rubio sufrió las consecuencias de su baja performance en el último debate del sábado pasado, elemento que pesa mucho en la decisión del electorado norteamericano. De cara a la elección del 20 de febrero en Carolina del Sur y del 23 en Nevada, la carrera republicana sigue abierta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)