VEA EL VIDEO

Miles de griegos salen a las calles a "velar armas"

Por lo menos 18.000 personas estaban congregadas ayer domingo por la noche en Atenas y 8.000 en Tesalónica para apoyar al gobierno de Alexis Tsipras en la víspera de la reunión del Eurogrupo en Bruselas, del que depende el futuro económico del país, indicó la Policía.

El miércoles pasado ya se habían manifestado 15.000 personas en la capital griega y 5.000 en Tesalónica para apoyar al nuevo gobierno de izquierda radical al iniciarse las rondas de negociación.

El nuevo gobierno quiere reemplazar el programa de ayuda al país conducido por acreedores internacionales —la "troika" integrada por el Banco Central Europeo, Unión Europea, Fondo Monetario Internacional—por medio de un acuerdo puente, seguido de un programa de reformas elaborado con la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Apoyo popular.

"Queremos justicia aquí y ahora, debemos obtener justicia por todo el sufrimiento soportado por Grecia en los últimos cinco años", dijo Théodora, desempleada de 58 años, en la plaza Syntagma en Atenas.

"La esperanza ha nacido", dijo por su parte Sonia, una vendedora que adhería a la movilización de apoyo.

En las pancartas que llevaban los manifestantes se podía leer "Terminemos con la austeridad en Grecia y en Europa", "Terminamos con Merkel, ensayemos la democracia"...

Otras manifestaciones se realizaron en Europa. En, Francia, en París, 2.000 personas se manifestaron respondiendo al llamado de asociaciones y partidos de izquierda y extrema izquierda. En Marsella se manifestaron unas 400 personas.

En Portugal, una pequeña manifestación congregó en Lisboa entre 200 y 300 manifestantes. El sábado, en Roma, se habían manifestado a su vez también centenares de personas en apoyo al gobierno griego.

Pero el primer ministro griego, Alexis Tsipras, es consciente de lo difícil que resultarán estas negociaciones. "Espero negociaciones difíciles, sin embargo, estoy lleno de confianza", dijo Tsipras a la revista alemana Stern, reiterando los llamados a los acreedores internacionales para que den más tiempo a Atenas para implementar su programa de reformas.

"Yo les prometo: Grecia será un país totalmente diferente dentro de seis meses", sostuvo.

Tsipras adoptó un tono conciliador al decir que quería una situación en la que todas las partes ganaran. Sin embargo, el estilo confrontacional del nuevo gobierno griego ha distanciado a algunos políticos en Alemania.

El fastidio de los alemanes

Hans Michelbach, influyente legislador alemán conservador, dijo que Grecia debe demostrar que "no solo busca fingir que cumple". "Hay programas que han sido firmados por Grecia y a los cuales el nuevo gobierno está obligado. Los acuerdos internacionales no se pueden descartar mediante votaciones", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)