Drama en Europa

Migrantes se irán cuando haya paz, dijo Merkel

Ante las críticas, estimó que la evolución será similar a los refugiados de los Balcanes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gendarme turcos se aprestan a recoger el cuerpo de un niño. Ayer murieron 33 migrantes. Foto: AFP.

La canciller de Alemania Angela Merkel auguró que muchos de los refugiados que llegan a Europa regresarán a sus países cuando éstos vuelvan a estar en paz.

"Esperamos que, cuando haya paz en Siria, cuando venzamos al Estado Islámico en Irak, ellos se volverán a su país con todo lo que habrán aprendido de nosotros", afirmó Merkel en un acto de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside y que se vio salpicado por las protestas de euroescépticos que pedían su dimisión.

Sostuvo que Alemania les brinda protección, de acuerdo con lo establecido en la Convención de Ginebra y apuntó que, al margen de las aspiraciones de integración de la sociedad alemana, para muchos será un estatus temporal.

Recordó el caso de los refugiados que acogió Alemania en los años noventa, durante el conflicto de los Balcanes, y destacó que 70% de los que entonces llegaron buscando refugio regresaron a su país de origen cuando terminó la confrontación. Aludió así a lo que fue una cifra récord de peticionantes de asilo —438.000 en 1992— y el 1,1 millones de refugiados llegados a Alemania en 2015, para trazar un paralelismo entre la evolución de esas migraciones.

La semana pasada, Merkel adoptó varias medidas, como limitar el reagrupamiento familiar para ciertos refugiados, con la finalidad de frenar el esperado flujo de migrantes en la primavera boreal, y afrontar con garantías las próximas citas electorales.

La decisión de limitar el reagrupamiento familiar y endurecer el derecho de asilo para marroquíes, argelinos y tunecinos, que podrán ser expulsados más fácilmente, pone fin a dos meses de difíciles negociaciones políticas entre los socios de la coalición gubernamental. En ella están los conservadores CDU de Merkel, su rama bávara CSU —que reclama en vano que se fije un límite a la acogida de refugiados— y los socialdemócratas.

El objetivo de estas medidas es preparar el terreno a una reducción "tangible" del flujo migratorio, tras la llegada a Alemania de más de un millón de migrantes en 2015. Esta baja ha sido prometida por la canciller, que excluye en cambio el cierre de las fronteras.

Merkel también apuesta por la batería de medidas europeas, como la repartición de refugiados en toda la Unión Europea —que rechazan varios países—y la millonaria ayuda prometida a Turquía, Jordania y Líbano para que retengan en sus territorios a los sirios.

Para Alemania, se trata de aprovechar la tregua que ofrecen las tormentas invernales en el Mediterráneo, que han generado un considerable descenso de los migrantes que intentan la travesía hacia Italia y Grecia.

Merkel rehusa no obstante, pese a la fuerte baja de su nivel de popularidad, limitar el número de refugiados acogidos. Esta línea es cada vez menos compartida: según una encuesta de la revista Focus, 40% de los alemanes consideran que la canciller debe dejar su cargo, pero un 45% opina lo contrario.

Es una tendencia de mal augurio antes de tres elecciones legislativas regionales el 13 de marzo, en las que se espera un aumento de los populistas antimigrantes del partido Alternativa para Alemania.

LEY POLÉMICA

Dinamarca confiscará los objetos de valor.

El Parlamento de Dinamarca aprobó una reforma de la política de asilo que incluye medidas polémicas como confiscar dinero y objetos de valor a los refugiados para costear su estancia y limitar la reagrupación familiar.

La ley, una propuesta del Gobierno liberal en minoría y aprobada por 81 votos a favor, 27 en contra y una abstención, contó con el respaldo de sus tres aliados de centroderecha y del Partido Socialdemócrata, primera fuerza opositora, que suman casi tres cuartos de la Cámara.

La "ley de las joyas", como ha sido bautizada por medios daneses, excluye en su forma final objetos "de valor afectivo especial" y triplica hasta 10.000 coronas (1.340 euros) el valor mínimo de otras pertenencias y de dinero en efectivo que pueden requisarse.

"El Gobierno no quiere quitarle sus joyas a los solicitantes de asilo", dijo el vocero liberal Jacob Ellemann-Jensen, que acusó a diputados de las formaciones de izquierda que han criticado la ley de perjudicar la reputación de Dinamarca.

La nueva norma contiene 34 medidas —13 fueron adoptadas en noviembre—, como endurecer el proceso para obtener los permisos de residencia y que quienes reciban asilo temporal deban esperar tres años para solicitar la reagrupación familiar, en vez de uno como hasta ahora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)