GOLPE AL TERRORISMO

En 18 meses, el Estado Islámico perdió terreno

Como respuesta, pueden haber nuevos ataques en Europa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Militares antiterroristas celebran la recuperación de Faluya. Foto: Reuters

El Estado Islámico perdió en los últimos 18 meses un área equivalente al tamaño de Irlanda, un cuarto de su territorio, ante fuerzas hostiles en Irak y Siria y es posible que redoble sus ataques contra civiles en los próximos meses, informó ayer el instituto británico IHS en un reporte.

El territorio controlado por el grupo radical suní se redujo desde 90.800 kilómetros cuadrados en enero del 2015, seis meses después de que declaró un califato en Siria e Irak, a 68.300 kilómetros cuadrados, dijo la firma de investigación.

Esto ha llevado al grupo a aumentar sus ataques contra blancos civiles en Oriente Medio y Europa, que podrían intensificarse, dijo IHS.

"A medida que el califato del Estado Islámico se contrae y se hace cada vez más claro que su proyecto de gobierno está fracasando, el grupo está volviendo a priorizar la insurgencia", dijo Columb Strack, experto de alto rango de IHS y analista principal de IHS Conflict Monitor, organización con base en Londres que rastrea las finanzas de los terroristas.

"Como resultado, nosotros lamentablemente esperamos un aumento de los ataques con gran número de víctimas y los sabotajes a la infraestructura económica, a lo largo de Irak y Siria, y más allá, incluso en Europa", agregó Strack.

El Ejército iraquí recapturó el mes pasado Faluya, un bastión del Estado Islámico ubicado al oeste de Bagdad, lo que ha llevado a los insurgentes a aumentar los ataques con bombas contra blancos chiíes.

Cerca de 300 personas murieron cuando un suicida con bomba del Estado Islámico se inmoló en un concurrido distrito comercial de Bagdad hace una semana, en uno de los peores ataques del grupo hasta la fecha.

Estado Islámico perdió el control de la ciudad de Ramadi a fines del año pasado, otro bastión clave del grupo que capturó grandes regiones de Irak en el 2014. El Ejército ahora se prepara para retomar Mosul, la ciudad más grande del norte de Irak y la capital de facto del Estado Islámico.

Nueva moneda.

Si bien ha visto reducido el terreno, el Estado Islámico busca nuevos procedimientos para generar ingresos rápidos, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Por eso, en los últimos días ha acuñado una nueva moneda denominada "dinar de oro" que en estos días empezó a circular en la provincia de Deir al Zur, uno de sus bastiones en Siria.

Según el Observatorio, el EI ha establecido que los comerciantes sólo pueden comprar o vender petróleo con esta moneda, la cual se cotiza en las casas de cambio a 190,50 dólares un dinar de 4,5 gramos de oro.

La organización extremista es la que proporciona la moneda a las casas de cambio.

La ONG apuntó que los comerciantes compran el dinar de oro para facilitar las transacciones del petróleo, cuyo comercio está controlado por el EI en las zonas bajo su dominio en Siria.

El Observatorio consideró que la puesta en circulación de una nueva moneda por parte del EI y la imposición de pagar con esta los combustibles son medidas para conseguir ingresos de forma rápida, debido a la falta de recursos y financiación.

En junio de 2015, el grupo terrorista publicó fotografías propagandísticas de las monedas de oro que supuestamente acuñó en los territorios que domina en Irak y Siria, pero desde entonces se desconoce la implantación y uso.

En noviembre de 2014, la Oficina de la Casa de Finanzas del EI anunció que iba a fabricar monedas en oro, plata y cobre para "sustituir el sistema de cambio tiránico".

Castigan con látigos por infringir ley islámica

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha castigado a un joven con 200 latigazos a lo largo de tres días por "intento de apostasía" en la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria, informó el fin de semana el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG explicó que el joven intentó ayudar a su madre a salir del territorio dominado por los yihadistas.

Poco después fue capturado por el EI, que lo condenó a recibir ese castigo en la población de Al Bukamal, en la frontera entre Deir al Zur e Irak, indicó el Observatorio, que no precisó el paradero de la madre del joven.

Aparte de ser azotado, el hombre tendrá que abonar a los extremistas 500 dólares, en concepto de multa.

Los radicales aplican una versión estricta de la sharía o ley islámica en los territorios que ocupan e imponen duros castigos, que a veces llegan a suponer la muerte, a quienes infringen sus normas.

Por su parte, el Ejército egipcio contraataca y mata a 14 supuestos terroristas en últimos días en el Sinaí.

Según la nota, las fuerzas armada llevaron a cabo esas operaciones en las que también se incautaron de tres ametralladoras, 234 balas y dos granadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)