REENCUADRE

El mes jugado a un perro

La crisis económica golpea a Venezuela y sus habitantes buscan vías alternativas para obtener ingresos.

Los venezolanos juegan a “los animalitos” en un intento por lograr recursos para los gastos mensuales. Foto: Ricardo Morales (Reuters)
Foto: Ricardo Morales (Reuters)
Foto: Ricardo Morales (Reuters)
Foto: Ricardo Morales (Reuters)
Foto: Ricardo Morales (Reuters)

La creciente inflación y los salarios insuficientes llevan a cada vez más venezolanos a buscar opciones como los juegos de azar para alimentar, conseguir escaso efectivo y cubrir los gastos básicos del hogar. Es el caso de Veruska Torres, de 26 años, que se graduó de técnica superior en enfermería y trabaja como ayudante en una farmacia.

Cuando perdió su trabajo después de tener un hijo, encontró una opción en un juego llamado “los animalitos”, que consiste en elegir de entre 38 animales y paga 30 veces lo apostado. “El dinero me sirve para comprar comida para la casa y los pañales para mi bebé”, comenta Torres. Juega entre 15 y 18 animalitos por día.

Una de las ventajas de ese juego es que paga al contado. No es el caso de las carreras de caballos. Los bares y tiendas donde se puede apostar han tenido que cambiar su modalidad y recibir transferencias bancarias electrónicas. En el hipódromo de Caracas, un bastión tradicional del turf, que ahora muestra deterioro y fétidos olores, los gritos de angustia y celebración de los apostadores se mezclan con la salsa a alto volumen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)