LOUISIANA

El mensaje que había publicado días atrás uno de los policías asesinados

Uno de los tres agentes que ayer domingo murió en Louisiana tenía 32 años y un bebé de cuatro meses. Días atrás publicó en su perfil de Facebook un desgarrador mensaje a raíz de la muerte de un joven negro a manos de un policía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El mensaje que días atrás había publicado uno de los policías. Foto: Facebook Montrell Jackson

Un nuevo tiroteo sacudió ayer a Estados Unidos. Ocurrió en la ciudad de Baton Rouge (Louisiana), diez días después del asesinato de cinco oficiales de policía en Dallas (Texas).

Un hombre abrió fuego contra un grupo de policías y tres agentes murieron. El autor de los asesinatos fue identificado como Gavin Eugene Long, un ex Marine que ayer cumplía 29 años y que resultó muerto en el intercambio de disparos con la Policía.

Uno de los agentes muertos era Montrell Jackson, de 32 años, padre de un bebé de cuatro meses.

En las últimas horas, según informa DailyMail, se conoció un mensaje que el policía había publicado en su perfil de Facebook días atrás, a raíz del asesinato de un joven negro a manos de un agente, también ocurrido en Louisiana.

Jackson publicó un texto en el que decía que amaba a su ciudad pero se preguntaba "si esta ciudad me ama". Porque aseguraba que cuando salía a la calle con su uniforme recibía "miradas de odio desagradables". Pero cuando salía "sin uniforme" algunos lo consideraban "una amenaza".

"No dejen que el odio infecte su corazón", pedía el agente. "Esta ciudad debe y va a mejorar. Estoy trabajando en estas calles por lo que cualquier manifestante, oficial, amigo, familia, o quien sea me ve y necesita un abrazo o quiera decir una oración, sepa que estoy ahí".

Montrell Jackson y su bebé de 4 meses. Foto: Facebook Montrell Jackson
Montrell Jackson y su bebé de 4 meses. Foto: Facebook Montrell Jackson

 El mensaje completo: 

"Estoy cansado física y emocionalmente. Decepcionado con algunos familiares, amigos y oficiales para algunos comentarios imprudentes, pero sé que lo que está en su corazón está en su corazón.

Todavía amo a todos, porque el odio toma demasiada energía y yo no los miraré de la misma manera que ustedes a mí.

Juro por Dios que me encanta esta ciudad, pero me pregunto si esta ciudad me ama. En uniforme recibo miradas de odio desagradables y sin uniforme algunos me consideran una amenaza.

He acumulado mucha experiencia en mi corta vida, pero estos tres últimos días he sido probado hasta la médula. Cuando la gente se preguntar sobre tu integridad, te das cuenta de que realmente no te conocen en absoluto. Miren mis acciones, ellas hablan alto y claro.

Finalmente quiero enviar oraciones a todos los afectados por esta tragedia. Estos son tiempos difíciles.

Por favor, no dejen que el odio infecte su corazón. Esta ciudad debe y va a mejorar. Estoy trabajando en estas calles por lo que cualquier manifestante, oficial, amigo, familia, o quien sea me ve y necesita un abrazo o quiera decir una oración, sepa que estoy ahí".



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)