ESTADOS UNIDOS

Los 5 mejores momentos del primer debate entre Clinton y Trump

Los candidatos presidenciales protagonizaron un áspero encuentro, cargado de acusaciones y chicanas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trump y Clinton tras el debate. Foto: Reuters.

No se guardaron nada. Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump , protagonizaron anoche un tenso primer debate en el que lanzaron todas sus municiones, se mostraron sarcásticos, enojados y sonrientes, se interrumpieron mutuamente y hasta al moderador, Lester Holt.

En la hora y media que duró el encuentro, la candidata demócrata y el republicano expusieron sus definiciones sobre algunos temas de la agenda de actualidad, como el racismo, la economía y la política exterior, y sacaron a la luz otras cuestiones que marcaron la campaña. Entre todos los dardos que sobrevolaron el auditorio de la Universidad de Hofstra, se destacaron cinco cruces picantes.

1. El origen de la fortuna de Trump

En la primera pregunta, acerca de los empleos en EE.UU., en el marco de la temática de "prosperidad", Hillary lanzó el primer dardo a su contrincante.

"Donald fue muy afortunado en su vida: recibió 14 millones de dólares de su padre para empezar su negocio", dijo. Trump le contestó que su padre le dio "una pequeña cantidad de dinero" en la década del 70 y cambió de tema.

2. La declaración fiscal de Trump y los e-mails de Hillary

En las acusaciones cruzadas, Trump habló del escándalo de Clinton por enviar e-mails desde su casilla privada cuando era secretaria de Estado. Ella, en respuesta, lo criticó por negarse a publicar las declaraciones de impuestos que los candidatos presidenciales publican tradicionalmente.

"No tengo ninguna razón para pensar que él va a divulgar sus declaraciones de impuestos, porque hay algo que esconde", dijo Clinton, y agregó que esa decisión plantea preguntas sobre si es tan rico y caritativo como dice ser. Además, destacó que las pocas declaraciones que ha presentado muestran que a pesar de su riqueza, no ha pagado el impuesto federal a las ganancias.

"Eso me hace inteligente", dijo Trump. "Tengo enormes ingresos", ostentó, y agregó que es hora de que el país sea dirigido por "alguien que sepa algo sobre el dinero".

"Divulgaré mis declaraciones de impuestos cuando ella divulgue sus 33.000 correos electrónicos que han sido borrados", desafió Trump.

Clinton, al respecto, volvió a admitir que fue un "error" usar su servidor privado cuando era secretaria de Estado. "Cometí un error usando un correo privado y asumo la responsabilidad por ello", dijo. "No fue un error, lo hizo a propósito", provocó Trump.

3. La tensión racial en EE.UU.

Consultados sobre las últimas muertes de ciudadanos negros a manos de policías, lo cual elevó la tensión racial y reavivó las protestas en el país, Hillary Clinton culpó a las armas y volvió a pedir mayor control, mientras que Donald Trump pidió "ley y orden".

"Hay dos palabras que la secretaria Clinton no quiere usar, que son ley y orden", resaltó Trump, quien que la policía "tiene miedo de hacer cualquier cosa" y, por ello, consideró que se han multiplicado los tiroteos.

Frente a ello, Clinton ofreció tres recetas contra las tensiones raciales: restablecer la confianza entre la Policía y las comunidades negras, entrenar a los agentes y atajar la "epidemia" de la violencia armada, que se cobra de manera desproporcionada las vidas de varones afroamericanos.

"Si eres muy peligroso para volar, también eres peligroso para comprar un arma", dijo, en su plan de endurecer los controles en la venta de armas.

4. El apoyo a la guerra de Irak

En una de sus intervenciones más agresivas, Trump aseguró que nunca apoyó la invasión de Irak y acusó a la prensa "dominante" de inventarlo.

Después de acusar nuevamente al presidente Barack Obama y a Clinton -su secretaria de Estado entre 2009 y 2013-, de promover el surgimiento del Estado Islámico (EI) al salir de Irak en 2011, Trump dijo que el expresidente republicano George W. Bush nunca debió haber intervenido para derrocar al dictador iraquí Saddam Hussein.

"Donald apoyó la guerra de Irak", se apuró en subrayar Clinton, a lo que Trump interrumpió repetidamente con un "error, error, error".

En ese momento, el moderador, Lester Holt, recordó que en 2002, antes del inicio de la guerra, Trump mostró su apoyo a la guerra en una entrevista. El magnate, enojado, interrumpió varias veces al periodista de NBC para afirmar que se trataba de un "sinsentido" inventado por "la prensa dominante".

En esa entrevista de 2002, preguntado por si apoyaba la intervención, Trump dijo: "Supongo que sí", una afirmación que hoy quiso reconvertir en un "quién sabe".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)