encuesta en españa

La mayoría quiere un gobierno reformista

Ante el intento del socialista Pedro Sánchez de poner en pie lo que él mismo define como un pacto progresista y reformista, la mayoría de los ciudadanos prefiere la parte reformista.

Suman más los que se inclinan por una coalición de Gobierno entre el PSOE y Ciudadanos que cuente con el apoyo o la abstención de otros partidos políticos. Es además la opción que menos rechazo suscita.

En el extremo opuesto se sitúa la oferta de Pablo Iglesias: un Ejecutivo conjunto de socialistas, Podemos e IU, que también requiere apoyos y abstenciones.

La encuesta realizada por Metroscopia para El País de Madrid plantea cinco posibles combinaciones para formar Gobierno, y calcula lo que los sociólogos denominan el saldo evaluativo de cada una de ellas. Esto es, la diferencia entre los porcentajes de aprobación y desaprobación que arroja cada una. La consulta se realizó en los días inmediatamente posteriores a la designación de Pedro Sánchez por el Rey como candidato a la investidura. Más allá de las preferencias de los consultados, el desbloqueo por parte del Rey de la escena política se ha recibido con aprobación. Siete de cada 10 ciudadanos están satisfechos con el paso dado por Felipe VI al encargar a Sánchez que busque el apoyo de otras formaciones para su posible investidura como presidente del Gobierno. Y de todas las alternativas posibles que estos días se plantean, en el arranque de unas negociaciones a múltiples bandas, la que más apoyos tiene es la que sitúa al PSOE y a Ciudadanos juntos dentro de un Gobierno de coalición, que contara con el apoyo o la abstención de otras formaciones. Es de hecho la única opción que obtiene un saldo positivo de +9 en el sondeo. El respaldo a esta fórmula es muy amplio entre los votantes socialistas, con un saldo de +46, y aún superior entre los votantes de Ciudadanos, con un +67.

Dos combinaciones se disputan la segunda posición, aunque ambas tienen un saldo negativo, con más ciudadanos en contra que a favor. Se trataría de un Gobierno en solitario del PSOE pactado con otros partidos y con el apoyo o abstención de estos. O bien, un Ejecutivo de transición que estuviera presidido por Sánchez y que lo integraran personalidades independientes. Son una mayoría los que reprueban la decisión de Mariano Rajoy de declinar el ofrecimiento del Rey de que intentara formar un Gobierno tras la primera ronda. Un 71% de los ciudadanos cree que el líder del PP tuvo en cuenta antes su situación política personal y la de su propio partido que la situación política de bloqueo en que se encuentra España.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)