REFERÉNDUM

May le dice a Escocia que "no es momento"

La primera ministra británica, Theresa May, le envió ayer jueves un claro mensaje al gobierno escocés: "ahora no es el momento" para un segundo referendo por la independencia, afirmando que sería injusto pedirle a la gente que vote sin saber el resultado de las negociaciones por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Theresa May le pone un freno a las intenciones escocesas. Foto: AFP

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, instó a realizar un referendo antes de que expire el plazo de dos años de negociaciones establecido por el artículo 50 del Tratado de Lisboa para abandonar la UE, acusando a May de ignorar las demandas escocesas. El objetivo es celebrarlo entre finales de 2018 y principios de 2019, dijo Sturgeon.

Ayer jueves, Sturgeon dijo que cualquier intento de bloquear un segundo referendo no sería democrático y evidencia de que May teme al veredicto del pueblo escocés. "El gobierno escocés no está proponiendo un referendo ahora (...) sino cuando los términos del Brexit sean claros y antes de que sea demasiado tarde para elegir un camino alternativo", dijo Sturgeon en Twitter.

Pero May, quien no dijo directamente si bloquearía un intento por realizar un referendo, afirmó que es momento de trabajar juntos para obtener el "mejor acuerdo" para Gran Bretaña en las negociaciones con la UE. "Ahora deberíamos trabajar juntos, no separarnos", dijo la primera ministra a la televisión británica.

"Deberíamos estar trabajando juntos para lograr el mejor acuerdo para Escocia, el mejor acuerdo para Reino Unido. Ese es mi trabajo como primera ministra y por esa razón le digo al SNP (Partido Nacional Escocés) que ahora no es el momento", agregó May.

El llamamiento por un referendo independentista, apenas dos años y medio después de que los escoceses votaran por mantener la unión, ha aumentado la presión sobre May, quien se prepara para las negociaciones de salida de la UE al mismo tiempo que intenta satisfacer a los euroescépticos en su Partido Conservador.

El referendo en Reino Unido para abandonar el bloque en junio del año pasado profundizó las divisiones geográficas y sociales en el país, pues Escocia e Irlanda del Norte votaron por permanecer en la UE mientras que Inglaterra y Gales apoyaron la salida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)