igualdad

El matrimonio homosexual ya es legal en todo Estados Unidos

La Constitución estadounidense otorga ahora a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse, en un triunfo histórico para el movimiento homosexual del país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Varias personas participan en una manifestación a favor de la legalización del matrimonio homosexual frente al Tribunal Supremo en Washington. Foto: EFE

Estados Unidos vivió hoy un día histórico tras la decisión del Tribunal Supremo de considerar el matrimonio homosexual un derecho constitucional, un fallo que legaliza las uniones de parejas del mismo sexo en cualquier parte del país.

El Alto Tribunal consideró por cinco votos a favor y cuatro en contra que la Constitución estadounidense ampara a gais y lesbianas para poder contraer matrimonio, y eliminó la potestad de los estados de prohibir las uniones entre homosexuales.

Hasta ahora había 37 estados, más el Distrito de Columbia, donde está la capital Washington, en los que el matrimonio homosexual era legal, mientras que otros 13 habían prohibido este tipo de uniones explícitamente.

La decisión es la culminación de décadas de litigios y activismo, a la vez que la opinión pública estadounidense ha ido virando hacia una aceptación mayoritaria de los matrimonios homosexuales.

Los nueve jueces debían decidir sobre las demandas presentadas en los estados de Kentucky, Michigan, Tennessee y Ohio, este último pionero con la demanda del ciudadano Jim Obergefell, quien demandó a ese estado por no reconocer el matrimonio con su esposo, John Arthur.

Obergefell y Arthur se casaron en 2013 después de que el Tribunal Supremo anulase la Ley de Defensa del Matrimonio, que calificaba el matrimonio exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Sin embargo, Arthur murió tres meses después debido a la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que sufría, pero Obergefell no pudo incluir su nombre en el certificado de fallecimiento de su marido, ya que los matrimonios homosexuales no eran reconocidos en Ohio.

La historia de Obergefell, quien recibió hoy inmediatamente la llamada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para felicitarlo tras conocerse el fallo, será recordada así como la última victoria por los derechos civiles de la comunidad LGTB (gais, lesbianas, transexuales y bisexuales) en el país.

Tras la conversación entre ambos, captada en directo por las televisiones nacionales, Obama aseguró desde los jardines de la Casa Blanca que el fallo del máximo tribunal del país "es una victoria para América".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)