ATAQUE EN ORLANDO: LOS MOTIVOS DE LA MASACRE

"Mateen se radicalizó por Internet"

Obama dijo que el ataque de Orlando no fue “orquestado” por agrupaciones extremistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las autoridades creen que la masacre no fue dirigida por grupos terroristas. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró ayer que no existen pruebas claras para afirmar que la matanza perpetrada este domingo en Orlando (Florida) estuviera "dirigida" por extremistas ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala. De todas formas, creen que se radicalizó por Internet.

Así lo aseguró el mandatario tras reunirse con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para conocer los últimos avances de la masacre, en la que fallecieron 49 personas.

Si bien el Estado Islámico (EI) se adjudicó el atentado —y calificó a Omar Mateen como "uno de los soldados del califato en Estados Unidos"—, Obama aseguró que las investigaciones, centradas en el ataque como "un acto de terrorismo", aún no han determinado cuáles fueron las motivaciones del presunto autor de la matanza, pero dijo que según los datos recabados se trata de un caso de "terrorismo doméstico".

"El tiroteador estaba inspirado por información muy extremista a través de Internet", aseguró el mandatario, que comparó la situación con lo ocurrido en San Bernardino (California) a finales del pasado año, cuando una pareja también influenciada por esta ideología acabó con la vida de 14 personas e hirió a otras 22.

El presunto autor de los hechos, Omar Seddique Mateen, nacido en Nueva York hace 29 años y muerto por disparos de la Policía, juró lealtad al grupo terrorista Estado Islámico en sus conversaciones telefónicas con los negociadores policiales durante las tres horas que permaneció dentro del club nocturno con una treintena de rehenes, según informó ayer la Policía.

"Aunque luchemos contra el Estado Islámico y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que le llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción", consideró.

¿Qué dice el FBI?

Poco después de la alocución de Obama, la Policía Federal estadounidense repitió la misma idea de Obama y dijo estar "convencida" de que el autor de la masacre se "radicalizó".

"Estamos altamente seguros de que el asesino se radicalizó, y al menos en parte a través de Internet", dijo su director James Comey en una rueda de prensa.

El FBI ha confirmado que durante el tiroteo, su autor, Omar Mateen, telefoneó a los servicios de urgencia (911) para expresar su lealtad al Estado Islámico, y que había sido investigado antes debido a sus contactos con un kamikaze estadounidense.

Pero Comey evocó confusión sobre las motivaciones de Mateen por sus comentarios "incendiarios y contradictorios", señalando que el atacante se atribuyó conexiones familiares con Al Qaeda y otros vínculos con Hezbolá, grupos adversos al EI.

"Y por supuesto, estamos tratando de entender qué rol pudo haber jugado en la motivación de estos ataques la intolerancia antigay", señaló, subrayando que la investigación aún está en su fase preliminar.

El FBI admitió que Omar Mateen fue vigilado durante 10 meses por radicalismo y entrevistado en una investigación posterior, pero no se encontraron motivos para mantener las indagaciones o prohibirle la compra de armas.

Dijo que con lo que ha pasado con esta masacre "no cree que se deba cambiar el método en que el FBI hace las cosas", expresó a los periodistas.

"Crimen de odio e ideológico".

Raymundo Socorro, director de la Facultad de Derecho del Miami Dade College (MDC) dijo que "es un crimen de odio, porque el objetivo era la comunidad LGTB y un crimen ideológico de carácter yihadista". Eric Lob, profesor de Relaciones Internacionales y Políticas de la Universidad de Florida, señaló que el atentado fue una "combinación" de ambos factores.

EL QUE MÁS INFLUYÓ.

Un antigay que inspiró al asesino.

Omar Mateen, el asesino de Orlando, era seguidor de Marcus Dwayne Robertson, un ex marine devenido imán, que predicaba el odio contra los homosexuales.

El imán (de 47 años), quien habría sido interrogado el domingo junto a algunos de sus colegas, es conocido por las fuerzas del orden desde 1991, cuando fue arrestado por primera vez.

Se trata de un ex marine estadounidense quien luego se convirtió en el jefe de una banda de delincuentes de Nueva York, conocida como "Alí Baba y los 40 ladrones", considerada responsable de haber robado más de diez bancos, oficinas postales y casas, además de haber disparado contra tres policías.

Robertson había lanzado un seminario sobre el Islam vía Internet: una suerte de escuela espiritual frecuentada también por Mateen y que podría no haber sido la única fuente de inspiración del autor de la masacre.

De hecho, estaba en el centro islámico de Fort Pierce junto al imán Shafig Rahman, dos días antes del atentado.

Esa mezquita era frecuentada por Monar Abu Salha, considerado el primero con esa nacionalidad en cometer un atentado suicida en Siria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)