Se liberó el consumo en la capital de EE.UU. y en Alaska, ya son 23 estados “free”

Marihuana libre en el Distrito de Columbia

Fumar marihuana en la capital de Estados Unidos es legal desde ayer, aunque los conservadores del Congreso buscan bloquear la nueva reglamentación liberal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un referendum realizado en el Distrito de Columbia la aprobó por un 65%. Foto: Reuters.

La legalización del consumo de marihuana con fines recreativos, aprobada en Washington DC por gran mayoría en un referéndum en noviembre (64,6% contra 28,4%), entró en vigor el miércoles a medianoche. La capital federal sigue así los pasos de Colorado, el estado de Washington y Alaska, donde el consumo de cannabis ya está autorizado. El estado de Oregon imitará a estos otros cuatro en julio y también legalizará el consumo de marihuana.

Desde ahora, Washington autoriza la posesión de pequeñas cantidades de cannabis pero no permite su venta ni su compra. Los adultos pueden tener hasta 60 gramos de marihuana —el equivalente a unos 80 cigarrillos— y pueden cultivar hasta seis plantas en su casa.

La venta de pipas, pipas de agua o papel de fumar también está autorizada.

"Fumar en casa. Cultivar en casa" es el nuevo eslogan de esta reglamentación que provocó el contundente rechazo de los conservadores del Congreso. La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, con un estrecho margen de maniobra, es la primera en ser criticada.

Dónde sí y dónde no

El Distrito de Columbia, como se denomina oficialmente a la capital de Estados Unidos de 650.000 habitantes, no es considerado un estado, y la ley federal prohíbe el consumo de marihuana de la misma manera que lo hace con la heroína o el LSD.

Entonces, las fuerzas federales pueden arrestar a alguien que posea marihuana en un terreno federal como por ejemplo un monumento o un parque nacional. Si la nueva reglamentación se pone en marcha "lo harán sabiendo pertinentemente que están violando la ley", dijo el martes Jason Chaffetz, un legislador republicano de Utah y miembro del movimiento conservador Tea Party, en una entrevista con el diario The Washington Post.

Los republicanos han intentado generar cortocircuito en la nueva reglamentación al agregar a último momento en la ley presupuestaria una línea que prohíbe poner en práctica esta ley.

Pero la ciudad explicó que ya era tarde. La ley fue aprobada en un referéndum. El 51% de los estadounidenses está favor de la legalización, según un sondeo de Gallup publicado en octubre.

El gobierno de Barack Obama por su lado dijo que la capital debería poder resolver sus asuntos sea cual sea su estatus.

Los militantes a favor del can-nabis ven la legalización del consumo en Washington como un paso importante en el camino hacia la legalización en todo el país. "Si el presidente puede elaborar su cerveza propia en la Casa blanca, los adultos tienen que poder cultivar y consumir en sus casas una sustancia menos peligrosa", argumenta Robert Capecchi, de la organización Marijuana Policy Project.

También Alaska.

La legislación para el uso recreativo del cannabis entró en vigor el martes pasado en Alaska. "A partir del martes, las personas mayores de 21 años pueden legalmente tener 28 gramos de marihuana y cultivar hasta seis plantas de cannabis en casa", indicó un comunicado de los servicios del gobernador de Alaska.

El consumo privado "es completamente legal para los adultos pero sigue siendo ilegal" en la vía pública, bajo pena de multa, precisó. Alaska aún debe legislar sobre las normas relativas a la venta de cannabis. El gobernador Bill Walker presentó recientemente un proyecto de ley para crear una Oficina de control de la marihuana.

Mientras tanto, los habitantes de Alaska tienen derecho a cultivar su propia marihuana, de recibir o dar (hasta 28 gramos), pero tienen prohibido venderla sin un permiso especial.

California: el estado clave en la legalización

Los principales inversionistas y estrategas detrás de la legalización de la marihuana en Colorado y Washington anunciaron que su campaña apunta al 2016. Esta coalición incluye a Drug Policy Alliance, apoyada por George Soros. De ser aprobado por el electorado californiano, el Control, Regulate and Tax Marijuana Act permitiría a los mayores de 21 años poseer hasta una onza (28 gr) de marihuana y cultivar hasta seis plantas. Se establecería un impuesto de 25% en las ventas de marihuana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)