BRASIL

Marco Aurelio García, el "canciller en la sombra"

El historiador y asesor de Lula y Dilma murió ayer a los 76 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
García: clave en la política exterior de Brasil en últimos años. Foto: O´ Globo/ GDA

Marco Aurelio García, que fue asesor de Asuntos Internacionales en los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, falleció ayer jueves a los 76 años víctima de un infarto. García, nacido en la ciudad de Porto Alegre, sufría desde hace unos años de problemas cardíacos que en 2013 se agravaron y llevaron a sus médicos a realizarle una delicada operación de corazón, en la que le fueron colocados dos puentes de safena y dos arteriales.

Durante las gestiones de Lula y Rousseff, García fue un hombre clave en la política exterior de Brasil, en especial en todo lo relacionado con América Latina, una región a la que dedicó buena parte de sus estudios como historiador y su vida política.

García se inició en la política en su juventud, cuando se vinculó a los comunistas que dominaban los centros universitarios de Porto Alegre, y en tiempos de la dictadura militar se exilió en Francia, donde participó en los movimientos de mayo de 1968.

Regresó luego a Brasil para salir al exilio nuevamente y residió en Uruguay, Chile, Argentina, México, hasta que retornó a su país en 1979, con una apertura política promovida por la dictadura.

García participó en 1980 en la fundación del Partido de los Trabajadores (PT) junto a Lula y también fue uno de los promotores del Foro de São Paulo, que congrega a organizaciones de izquierdas de América Latina.

Su protagonismo en la política exterior del Gobierno de Lula en todo lo relativo a América Latina y su amistad con muchos de los líderes regionales de la época, llevó a que muchos lo tildaran de "canciller en la sombra". En esa condición, vino varias veces a Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)