La tragedia del sureste de Brasil deja a centenares de personas sin techo

Una maestra logró salvar a 58 niños del pueblo sepultado

Eliene Almeida, la profesora a cargo de la escuela municipal brasileña de Bento Rodrigues, que quedó sumergida tras el colapso de un embalse minero que destruyó el pueblo hace pocos días, se enteró del desastre gracias a los gritos de su marido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tarea de rescatistas es ímproba: desaparecen las chances de encontrar desaparecidos. Foto: Reuters.

La mayoría de los pobladores buscaron terrenos altos al escuchar que había colapsado un dique de la mina Samarco, pero dentro de la escuela nadie sabía que una pared de 20 metros de lodo y agua se acercaba.

El marido de Eliene Almeida corrió hasta la escuela y dio la advertencia. "Llegó gritando que teníamos que correr", dijo Eliene, de 31 años, en un hotel convertido en refugio para los sobrevivientes del desastre.

Rápidamente, Eliene reunió a los niños de entre 11 y 16 años. "Salimos todos en tres minutos", relató la joven maestra.

La inundación de lodo causó la muerte de al menos cuatro personas y 25 continuaban desaparecidas hasta ayer lunes, cuatro días después del trágico incidente. Pero los 58 alumnos de Almeida sobrevivieron.

Heroína.

Vestida con pantalones rojos y camiseta violeta, Eliene acunaba a su bebé de 18 meses mientras recordaba el domingo la evacuación en el salón de juegos del hotel.

Poco se ve de la escuela que era un motivo de orgullo para la localidad de 600 habitantes. Sólo pueden observarse los techos, ya que el resto quedó sumergido en agua turbia y desechos de mineral de hierro tras el colapso en Samarco, propiedad de las gigantes mineras Vale SA y BHP Billiton.

El alcalde de la localidad vecina de Mariana, Duarte Junior, quien ingresó al hospital el domingo por temor a un ataque cardíaco producto de la tensión y la falta de sueño, calificó a Almeida de "heroína".

"Yo no lo veo así", dijo la docente encogiéndose de hombros. "Cualquiera en mi lugar hubiese hecho lo mismo".

La joven señaló que fue una suerte que la inundación ocurriera por la tarde, cuando estaban en clase los estudiantes mayores, que pudieron moverse con más rapidez.

Almeida espera abrir una nueva escuela y dice que es importante que los niños retomen sus clases. El Gobierno local parece respaldarla, pero las cosas no volverán a ser las mismas para Eliene. "Se puede construir una nueva escuela, pero todo el trabajo puesto en esa escuela en Bento, y lo que significaba para el pueblo, eso se perdió para siempre", concluyó.

Rescate.

El barro y las aguas residuales del colapso de una represa provocaron el lunes cortes en el suministro de agua potable y pusieron bajo riesgo sanitario y ambiental a ciudades ubicadas a más de 300 kilómetros río abajo.

La tragedia se produjo la noche del jueves pasado, cuando un alud de barro provocado por el colapso de un dique en un yacimiento de mineral de hierro en la ciudad brasileña de Mariana destruyó cientos de casas. El incidente, uno de los peores desastres mineros en Brasil de la historia reciente, dejó 25 personas desaparecidas. Funcionarios confirmaron dos muertes.

Las inundaciones barrieron con pueblos que estaban a 100 kilómetros río abajo luego de que estallaron represas en dos depósitos que contenían desechos de la minería. Cuatro días más tarde el barro y las aguas residuales seguían entrando por los bancos del Río Doce.

Governador Valadares, ciudad de 280.000 habitantes, cortó el suministro de agua por 24 horas y seguirá examinándola hasta que pase el barro, dijeron las autoridades, mientras funcionarios sanitarios estatales revisaban la toxicidad.

Funcionarios del Gobierno, ambientalistas y residentes exigen regulaciones más estricta a la poderosa industria minera. También hay críticas por la escasa información del operador de la mina Samarco, un emprendimiento conjunto de la brasileña Vale y BHP Billiton.

Samarco ha dicho que se ha dedicado a mitigar el impacto pagando por alojamiento y reubicación de los residentes afectados. Pero las familias se quejan de que la empresa no les da respuestas sobre cuánto tiempo estarán fuera de sus casas o qué reparaciones les darán.

Vale, ha referido todas las preguntas sobre el incidente a Samarco. Biólogos advierten que el impacto ambiental podría ser permanente, devastando pesquerías y granjas.

El poblado más afectado, Bento Rodrigues, que depende administrativamente de Mariana, fue prácticamente borrado del mapa, pues la avalancha destruyó 158 de las 180 casas que lo componían y las 22 viviendas restantes, aunque en pie, sufrieron cuantiosos daños. El lodo también arrasó a su paso tierras de cultivos y pastos y alcanzó, con su contenido de metales pesados, el cauce del río Doce, uno de los mayores del sureste de Brasil y cuyo caudal creció más de un metro.

Compañía minera fue embargada tras deslave.

Todas las actividades de la minera Samarco fueron embargadas en el estado de Minas Gerais tras un deslave que enterró a un pueblo entero y dejó decenas de muertos y desaparecidos, informó el gobierno del estado. Samarco, décima mayor exportadora de Brasil y propiedad a partes iguales de la anglo-australiana BHP Billiton y la brasileña Vale, "solo podrá retomar las actividades después de la investigación y la adopción de medidas de reparación de los daños provocados", precisó una portavoz de la secretaría de Medio Ambiente del gobierno estatal. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)