TENSIÓN EN VENEZUELA

Maduro rechaza saqueos y promete justicia por persona asesinada

El jefe de Estado venezolano afirmó que "va haber justicia contra quienes provocaron zozobra y asesinaron a ese muchacho trabajador en San Félix".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Disturbios y saqueos en el Sur de Venezuela. Foto: Twitter @Imag3n

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy los saqueos que se registraron en la ciudad de San Félix, estado Bolívar, y advirtió que "habrá justicia para la persona asesinada" en los violentos sucesos por los cuales hay "60 personas detenidas".

A su vez, la alianza opositora conocida como la Mesa de la Unidad democrática (MUD) repudió la violencia generada "por la escasez" tras convocar a una jornada nacional de protesta "contra el hambre, el hampa y por la libertad".

"Veníamos siguiendo la pista a eventos como estos que se han planificado en otros estados. A través de la inteligencia popular hemos evitado que esta derecha llene el país de lo que ellos quisieran, de violencia", dijo Maduro en un acto oficial en Caracas.

El jefe de Estado venezolano afirmó que "va haber justicia contra quienes provocaron zozobra y asesinaron a ese muchacho trabajador en San Félix".

Maduro destacó que "hay 60 personas detenidas por su presunta vinculación con el vil asesinato" de Gustavo Patinez Gómez, de 21 años, quien recibió un impacto de bala presuntamente de motorizados quienes "armados" llamaron "a la gente a saquear" un supermercado asiático y otros tres locales pequeños de la zona.

El mandatario venezolano rechazó las declaraciones de algunos voceros de la oposición quienes aseveraron que los disturbios son "un plan del gobierno para afectar las elecciones" parlamentarias previstas para el próximo 6 de diciembre.

"Llueva, truene o relampagueé en Venezuela hay elecciones el 6 de diciembre, la Revolución va a obtener una gran victoria popular", advirtió.

En tanto, la coalición opositora que aglutina a más de un veintena de partidos políticos contrarios al gobierno de Maduro, condenó los hechos y dijo que son consecuencia de "la insoportable e insólita situación de ruina que el pueblo venezolano hoy soporta debido a la destrucción de la economía perpetrada por el gobierno".

"El régimen agrava una crisis creada por él mismo con la intención de que el país se incendie y eso le brinde el pretexto de declarar una suerte de estado de conmoción interna, que le permita justificar ante el país y el mundo la suspensión de las elecciones parlamentarias", precisó en un comunicado la MUD.

En este sentido convocaron a una jornada nacional de protesta "contra el hambre, el hampa y por la libertad" para el próximo sábado 8 de agosto, simultáneamente en Caracas y en todas las capitales de estado.

"Plantearemos el conjunto de propuestas que la Unidad Democrática exige sean adoptadas de inmediato para enfrentar con sentido común y no con balas la crisis creada por la corrupción e ineptitud oficial", enfatizó la oposición en el texto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)