LA CRISIS EN VENEZUELA

Maduro ahora promete referendo constitucional

Analistas creen que busca “calmar los monstruos internos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La fiscal general de Venezuela es considerada una "traidora" por los chavistas. Foto: EFE

Es la segunda vez que el régimen de Nicolás Maduro tiene que retroceder, al menos en el discurso, ante la resistencia de la fiscal general Luisa Ortega a avalar decisiones que violan principios democráticos. Sorpresivamente, Maduro anunció que someterá a referendo la reforma que salga de su polémica Asamblea Nacional Constituyente. Unas horas antes, Ortega había pedido al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), subordinado de hecho al gobierno, una aclaración del dictamen en el que autorizó a Maduro a convocar la Constituyente sin referendo.

"Lo propondré de manera expresa, abierta y taxativa: la nueva Constitución saldrá a referendo consultivo para que el pueblo diga si está de acuerdo con la nueva Constitución reforzada o no", dijo Maduro en respuesta a Ortega.

Sin embargo, la sola voluntad de Maduro no asegura el referendo. Analistas políticos venezolanos tomaron con cautela la declaración del presidente, pues la Asamblea Constituyente tendría la facultad de disolver a todos los demás poderes —incluido el Parlamento de mayoría opositora y la Fiscalía— y decidir si se vota o no el resultado de su trabajo.

"La Asamblea Constituyente está por encima del presidente, de manera que él no puede garantizar eso. Es una jugada política", aseguró el analista Luis Vicente León.

Por su parte, el experto en asuntos electorales Eugenio Martínez recordó que la Constitución prohíbe "que se le imponga agenda", por lo que Maduro "no puede decir que habrá referendo aprobatorio".

"Promesa fraudulenta: quien decide si la Constitución será consultada es la fraudulenta Asamblea Constituyente", dijo el constitucionalista José Ignacio Hernández.

Ayer viernes concluyó la inscripción de candidaturas para la elección de la Constituyente que se hará a fines de julio. El poderoso diputado chavista Diosdado Cabello, y la esposa de Maduro, Cilia Flores, figuran entre los aspirantes.

La oposición decidió no participar por considerar "fraudulento" el proceso con el que el chavismo, por un polémico método de asignación de escaños, busca asegurarse el control de la Constituyente para perpetuarse en el poder. Los opositores insisten en mantener sus protestas en la calle, que en dos meses han dejado 62 muertos, y ayer viernes marcharon hacia la televisora oficial VTV para rechazar lo que consideran una información "desequilibrada" y "no veraz".

La fiscal, de línea chavista y a quien altos dirigentes de gobierno han llamado "traidora", considera que la sentencia emitida el miércoles en la que el TSJ validó el proceso sin consulta popular, es un "retroceso" en derechos humanos y en la democracia participativa.

Ortega también se plantó fuerte en contra de otro fallo del TSJ que a fines de marzo se adjudicó las potestades del Parlamento, obligando entonces a que ese organismo diera marcha atrás. Ahora su posición sobre la Constituyente profundiza el quiebre con el oficialismo.

"No es la primera vez ni la última que surgirán traidores y su traición empieza con su vacilación a la necesidad de procesos transformadores", manifestó Maduro, sin mencionar a la fiscal.

Tras la funcionaria, las voces de chavistas que cuestionan la Constituyente han venido creciendo. Dos magistrados, la exdefensora del Pueblo Gabriela Ramírez y otros exfuncionarios oficialistas también han expresado reparos.

León aseguró que la promesa de un referendo "rompe en principio con la crítica principal" a la Constituyente dentro del chavismo, y busca "bajar la tensión y calmar sus monstruos internos".

Según analistas, la condición antidemocrática del proceso no se reduce, pues la convocatoria se hizo sin consulta popular.

El Nacional.

El dueño y presidente del diario venezolano El Nacional, Miguel Henrique Otero, dijo ayer que no teme a las amenazas del diputado chavista Cabello, quien aseguró que entregará el rotativo a los trabajadores si gana una demanda en su contra.

"Escúchame Diosdado: Yo no te tengo miedo ni El Nacional tampoco", dijo Otero en declaraciones difundidas ayer por el mismo diario.

El editor pidió tranquilidad a los lectores y a los trabajadores del periódico pues asegura que si Cabello gana la demanda, esta no implica una confiscación del medio, sino una indemnización.

"Eso nunca ha estado planteado. Yo siempre lo he dicho: primero van a salir ellos que nosotros. Tus amenazas no nos asustan", señaló y agregó: "¿Quién se cree Diosdado Cabello para disponer de la propiedad privada, para darle órdenes al sistema judicial? ¿Crees que te tenemos miedo? Miedo tienes tú que estás acorralado".

Cabello dijo este jueves que si gana una demanda por difamación al periódico venezolano El Nacional entregará el rotativo a los trabajadores, para que "tengan un medio de comunicación" y "se diga la verdad".

Jefe militar no teme que lo acusen de violar DD.HH.

El mayor general Antonio Benavides, comandante de la Guardia Nacional de Venezuela, el cuerpo militar que se ha ocupado de reprimir las protestas de la oposición, no solo rechaza las acusaciones de agresión a manifestantes, sino que asegura que no teme que se le acuse de violar derechos humanos. "No tengo temor", contestó a EFE tras una charla sobre guerras de cuarta generación a un batallón que actuaría poco después para impedir el paso de una marcha opositora. El mayor general sostiene que su confianza se debe a que después de 32 años de carrera militar su actuación "ha sido ajustada a derecho".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)