VENEZUELA

Maduro se otorga amplios poderes para enfrentar la ofensiva opositora

Este lunes se publicó un decreto en el que el mandatario queda facultado para tomar medidas "de orden social, ambiental, económico, político y jurídico que estime convenientes". El expresidente español Rodríguez Zapatero viaja a Caracas para mediar entre gobierno y oposición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Maduro saluda a militantes chavistas. Foto: Efe.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se arrogó amplias facultades para preservar la seguridad y paliar la escasez de alimentos y medicinas en el marco de un estado de excepción con el que enfrentará la ofensiva opositora para sacarlo del poder.

El decreto de excepción económica, vigente desde el pasado viernes por 60 días y publicado este lunes, faculta al mandatario a dictar las "medidas de orden social, ambiental, económico, político y jurídico que estime convenientes".

Entre las justificaciones, el texto indica que la oposición -mayoritaria en el Parlamento- pretende el "desconocimiento de todos los poderes públicos" e impulsa la "interrupción del período" de Maduro, en alusión al referéndum revocatorio que promueve en su contra.

También alude a un vínculo entre opositores y grupos criminales "financiados desde el exterior" para generar "problemas de orden público" que "justifiquen una intervención de poderes extranjeros".

Este lunes, Estados Unidos expresó preocupación por las "terribles" condiciones de vida de los venezolanos, y pidió a Maduro escuchar a sus críticos so pena de profundizar la crisis. "Las condiciones de la población venezolana son terribles", dijo el portavoz del gobierno de Barack Obama, Josh Earnest.

Aunque el decreto no precisa restricciones al derecho de protesta y reunión, habilita al gobierno para "ejecutar planes especiales de seguridad que garanticen el sostenimiento del orden público".

Además, ordena a la Fuerza Armada Bolivariana y demás órganos de seguridad "garantizar la correcta distribución y comercialización de alimentos y productos de primera necesidad", en grave escasez.

Esto, en coordinación con los recién creados Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), grupos de ciudadanos que se encargarán de la entrega directa de alimentos subsidiados para evitar que terminen en manos de contrabandistas.

Maduro le atribuyó además a esos colectivos "funciones de vigilancia y organización", conjuntamente con la Fuerza Armada y la Policía, "para mantener el orden público y garantizar la seguridad y soberanía del país".

"Pueblo contra pueblo"

Creados en abril, los CLAP entregan bolsas de alimentos puerta a puerta, a través de una "tarjeta de abastecimiento" disponible para beneficiarios de programas sociales.

La decisión de adjudicarles tareas de vigilancia fue criticada por el reconocido activista de derechos humanos Marino Alvarado, quien sostuvo que "abre el camino para un enfrentamiento pueblo contra pueblo".

"Poner a civiles a ejercer control social promueve la violencia política porque estos grupos ahora están autorizados para reprimir el creciente descontento social", añadió.

Para reactivar la producción, el articulado también prevé la "asignación directa de divisas", en fuerte sequía por el desplome de los precios del petróleo, "sin sometimiento a autorizaciones o aprobaciones de otros poderes públicos".

Mientras que para enfrentar los efectos del fenómeno El Niño, el gobernante socialista también queda facultado para ajustar la jornada laboral en el sector privado, y no solo en el público, donde ésta se redujo a dos días a la semana, hasta el 27 de mayo, para ahorrar energía. El gobierno venezolano ya aplica un plan de racionamiento en casi todo el país.

Reacciones opositoras

El gobernador del estado de Miranda y ex candidato presidencial, Henrique Capriles, dijo que el decreto de excepción económica "no es un instrumento para el bien de los venezolanos, sino un mecanismo para otorgarle más poder al presidente", según indicó El Nacional.

"Esta es una ley habilitante disfrazada, es para darle más poder a Nicolás Maduro. En la letra chiquita se ve que establece un estado de excepción que le otorga poderes especiales. Este no es un instrumento para el diálogo entre los venezolanos”, dijo en entrevista a Unión Radio.

Mediación desde España

Este lunes, el expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, viaja desde Santo Domingo (República Domincana) a Caracas para intentar mediar entre el Gobierno venezolano y la oposición, indicaron a Efe fuentes cercanas.

La intervención del exmandatario fue gestada a instancias de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). El diario El Mundo informó que esta visita de Zapatero cuenta con el respaldo tanto del Gobierno de Nicolás Maduro como de la oposición, y descarta que esté vinculada a la Comisión de la Verdad creada por el presidente de Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)