VEA EL VIDEO

Maduro habló de "emboscada"

Un ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, enfrentan cargos por narcotráfico con penas de cadena perpetua. Sin referirse directamente al tema, el presidente venezolano habló del "acoso permanente" y de "emboscada imperialista" en su contacto con periodistas en la sede de ONU Ginebra.

El organismo lo invitó para discutir, precisamente, la situación de los derechos humanos y en particular de los presos políticos. El Alto Comisionado de ONU presentó un diagnóstico muy severo de la situación, al que Maduro tachó de "vergonzoso".

La noticia de la detención de Efraín Antonio Campo Flores, ahijado de Maduro, y Francisco Flores de Freitas, sobrino, ha dado vuelta al mundo. Y también comienzan a conocerse detalles de la operación antidrogas que coordinó la Administración de la Lucha contra las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, así como sus posibles derivaciones.

Ayer la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York confirmó la imputación de ambos familiares del presidente venezolano.

Los agentes de la DEA aportaron abundante material grabado de la operación de transporte de casi una tonelada de cocaína con destino a EE.UU. que fue desarticulada en Haití.

"La pena en el escrito de imputación conlleva como máximo una condena de cadena perpetua", recordó el fiscal.

Según la Fiscalía, ambos participaron en varios encuentros durante el mes de octubre para organizar el envío de un cargamento de cinco kilos de cocaína a través de Honduras. Tras ser detenidos esta semana en Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, como indica el procedimiento los dos acusados comparecieran ayer por primera vez en el juzgado federal de Manhattan, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Maduro llegó ayer a Ginebra con su esposa para la sesión del Consejo de DD.HH.. Foto: EFE.
Maduro llegó ayer a Ginebra con su esposa para la sesión del Consejo de DD.HH.. Foto: EFE.

Por ahora, los dos jóvenes están acusados formalmente de un cargo de narcotráfico, según la imputación aprobada por un gran jurado de Nueva York, un primer paso habitual en muchos procedimientos judiciales en Estados Unidos. Según ese documento, hecho público ayer, Campo Flores y Flores de Freitas conspiraron junto a otras personas para introducir en el país alrededor de unos 800 kilos de cocaína.

El texto, que no da muchos detalles, señala que los dos participaron en reuniones en Venezuela durante octubre relacionadas con el envío de la cocaína a Estados Unidos. Campo Flores, de 29 años, fue criado por la esposa del presidente venezolano, Cilia Flores, quien es tía del otro detenido, Francisco Flores de Freitas.

Su caso llega en un momento en el que hay varias investigaciones abiertas en Estados Unidos sobre presuntas actividades del narcotráfico y lavado de dinero por parte de la cúpula militar venezolana, la policía y funcionarios del Gobierno.

Maduro en ONU.

En tanto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció ayer ante la ONU un "acoso permanente" para tratar de "aislar" a Venezuela, después de que el Alto Comisionado de Derechos Humanos expresara "serias preocupaciones" sobre la imparcialidad de la justicia en ese país.

"Hoy Venezuela enfrenta un acoso permanente y la mala utilización, la manipulación del tema de los derechos humanos (...) para intentar aislar a nuestro país", declaró Maduro, en un discurso pronunciado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra.

"No es la primera vez que algún funcionario por ahí lanza acusaciones temerarias (...) contra la patria de Simón Bolívar", añadió el presidente venezolano durante ese encuentro celebrado a petición de Caracas.

Antes del discurso de Maduro, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Al Hussein, de viaje, envió un mensaje por vídeo en el que expresó "serias preocupaciones" sobre la "imparcialidad de los jueces y fiscales en Venezuela".

Zeid aseguró que los casos del líder opositor Leopoldo López, encarcelado en febrero de 2014, y de la jueza María Lourdes Afiuni, que obtuvo en 2013 la libertad condicional tres años y medio después de ser detenida por un caso de supuesta corrupción, son "ilustraciones evidentes" de esa falta de imparcialidad.

Varias víctimas y opositores venezolanos habían presentado el miércoles una solicitud ante la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue a Maduro y a altos funcionarios de su país por "delitos de lesa humanidad", unas acusaciones a las que no hizo alusión el presidente en su discurso.

Líder del ala radical de la oposición venezolana, López fue condenado a 13 años y nueve meses de cárcel en septiembre por incitar a la violencia durante las protestas para forzar la renuncia de Maduro, que entre febrero y mayo de 2014 dejaron 43 muertos. "En el primer semestre del año 2014, se desplegó una operación violenta, se incendió medio país, 43 víctimas mortales. Uno por uno los casos han sido investigados y juzgados en el poder judicial venezolano, al cual exijo respeto de quienes lo atacan de manera ruin y cobarde", clamó Maduro.

Desvío de atención.

Estados Unidos calificó el discurso de Maduro de "claro intento de utilizar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para desviar la atención de las propias acciones del gobierno para restringir las libertades fundamentales", dijo el portavoz de la embajada Paul Patin.

Zeid también expresó su "preocupación" por la "intimidación, amenazas y ataques a periodistas, defensores de derechos humanos y abogados".

"El video de Zeid es una falta de respeto hacia Venezuela, se le pidió que tuviéramos una reunión y él nunca contestó, ese señor no puede ser juez y parte", dijo Maduro a un grupo de "países amigos", en una reunión a puertas cerradas, antes de abandonar la ONU con su esposa, Cilia Flores, sin hacer declaraciones, indicó una fuente diplomática venezolana. En su alocución, Maduro tampoco se refirió al arresto de dos sobrinos de su esposa.

El caso podría tensar todavía más las relaciones entre Washington y Caracas, a tres semanas de unos comicios mirados con lupa por la comunidad internacional.

"Venezuela se defiende con la verdad, el pueblo va a ratificar su sistema de paz y soberanía", afirmó Maduro, refiriéndose a las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre. Por primera vez desde 1999 el chavismo deberá enfrentar unos comicios parlamentarios en los que la oposición figura con una ventaja de entre 14 y 31 puntos porcentuales en varias encuestas. El chavismo cita sondeos propios que lo dan con un caudal del 40 %. La oposición agrupada en la MUD espera obtener un margen contundente.

La DEA.

El ex director de operaciones internacionales de la DEA, Michael Vigil, señaló en entrevista con CNN que se sospecha que 25% de la droga transita por Venezuela. Argumentó que es imposible que una cantidad tan alta de cocaína sea trasladada en el país con desconocimiento de altos funcionarios. Sostuvo que hay autoridades que perdonan y saben los delitos que se cometen.

Esta droga iba a pasar por Honduras, luego a México, después a Estados Unidos y, por último, a Europa. Señaló que la sustancia no se produce en Venezuela, sino en Colombia.

"Hay una amplia presencia de funcionarios en la frontera que se comportan impunemente con organizaciones subversivas como las FARC y el Ejército de Liberación Nacional para movilizar la cocaína dentro del país", añadió.

Los acusados presentaron pasaportes diplomáticos. Cuando fueron arrestados, alegaron inmunidad diplomática, pero no la poseen. "Si tuviesen inmunidad diplomática completa serían deportados de regreso a su país, sin embargo, en este caso, mostrar un pasaporte diplomático no significa tener inmunidad", explicó Vigil.

El ex funcionario indicó que en el interrogatorio existe la posibilidad de que los jóvenes vinculen a otros miembros del gobierno con el narcotráfico.

El exfuncionario de la DEA recordó que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, fue acusado por su ex jefe de seguridad, Leamsy Salazar, de formar parte del Cartel de Los Soles, organización de militares que, presuntamente, realiza contrabando de droga.

El ahijado de maduro y sobrino de su esposa.

El Wall Steet Journal publicó que ambos detenidos son hermanos y fueron identificados como sobrinos de Cilia Flores. Efraín Campo Flores, de 29 años, se identificó en el avión de la DEA como hijastro del presidente venezolano, de acuerdo con personas al tanto del asunto, ya que fue criado por Flores luego la muerte de su hermana. "Esto fue un sting operation. Se pusieron a vender 800 kilos y si les daban la plata, ellos mandaban la droga", dijo una de las fuentes. Efraín es especialmente cercano a Maduro porque fue criado en la casa de la pareja presidencial tras la muerte de su madre. Efraín Campos Flores no tiene perfil conocido en las redes sociales.

"La primera combatiente".

Desde que se inició en 1992 en la defensa del presidente Hugo Chávez, preso por una intentona golpista, la primera dama venezolana Cilia Flores ha ocupado los más altos puestos en el movimiento chavista y en el Estado, incluidos los de presidenta del Parlamento y Procuradora. De 59 años, esta abogada especializada en derecho penal se vio salpicada por el escándalo que desató la detención de dos de sus sobrinos. Bautizada "la primera combatiente" por su esposo, Nicolás Maduro, Flores formó parte del equipo que defendió a Chávez durante los dos años que estuvo preso por su fallido intento para derrocar al mandatario Carlos Andrés Pérez (1989-1993). Ese rol la convirtió en una persona de confianza de Chávez, fallecido en 2013. Flores encabeza la lista del chavismo en el estado Cojedes para las elecciones parlamentarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)