ENFRENTADOS EN VENEZUELA

Maduro despliega sus fuerzas

Moviliza 500 mil militares y milicianos cuando se expresa malestar ciudadano por la crisis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un mayor del ejército y otros oficiales analizan los movimientos a realizar. Foto: EFE

Venezuela moviliza a más de 500 mil soldados y milicianos en maniobras militares contra una presunta "invasión extranjera", en medio del descontento popular por la acentuada escasez de alimentos y medicinas, la convocatoria a un referéndum revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro promovido por la oposición —el gobierno ya anunció que no se realizará—, y ante un estado de excepción y emergencia económica decretado por el gobierno para hacerle frente, según dijo, a un "golpe de Estado y guerra económica".

Respecto del referéndum para terminar con su mandato, Maduro advirtió que la oposición busca "generar las condiciones para calentar las calles y justificar un golpe de Estado o una intervención extranjera. Para eso intentan activarlo, pero con muy poco apoyo".

Ante el inicio de las maniobras militares, la diputada oficialista Carmen Meléndez explicó que "es un sistema defensivo territorial que se va a implementar en este ejercicio en dos días, donde está participando toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), con los cuadros componentes, nuestra milicia y se está incorporando los organismos de defensa integral de cada territorio".

El ejercicio denominado "Independencia 2016" es una muestra de la "unión cívico- militar" que impulsó el expresidente Hugo Chávez (1999-2013)

"El poder popular se está incorporando a este ejercicio para hacer una práctica general en todos los estados de Venezuela. Esta involucra cómo se deben prestar las operaciones de la guardia y cómo está el poder popular para la defensa la nación", expresó.

Además indicó que es la primera vez que se realiza de forma integral, toda vez que participan las siete Regiones de Defensa Integral, las 24 Zonas de Defensa Integral territoriales, las 99 áreas de Defensa Integral y el pueblo organizado a través de la Milicia Bolivariana.

Amenazas.

Estas maniobras militares son similares a las que se hicieron, en marzo de 2015, después de que el presidente Barack Obama declaró a Venezuela como "una amenaza" a la seguridad de Estados Unidos.

No obstante, esta vez, Maduro decidió que, a los más de 160 mil efectivos de las FANB, se sumen cientos de miles de reservistas y milicianos, lo que las hace sin precedentes, según el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López. "Este ejercicio no es para causar ninguna alarma al país", afirmó Padrino, al justificarlo, señalando que Venezuela se encuentra amenazada por factores internos y externos que pretenden "quebrantar la revolución".

El politólogo Benigno Alarcón dijo a AFP que "hacer estos despliegues con la excusa de las amenazas externas es una buena manera de demostrar que se tiene el músculo armado".

Después que decretó el estado de excepción hace una semana, Maduro aseguró que no dudará en decretar también la "conmoción interior" —que implicaría restricciones a las libertades civiles— si ocurren lo que calificó como "hechos golpistas violentos". Sostiene que Estados Unidos planea una intervención en Venezuela, a solicitud de la "derecha fascista venezolana", después del "golpe de Estado en Brasil contra Dilma Rousseff".

Descontento.

Las maniobras se producen en medio del descontento popular ante la aguda crisis económica y ante un estado de excepción y de emergencia que dictó el presidente Maduro para supuestamente hacerle frente al "golpe de estado y una guerra económica".

Y aunque el Parlamento, de mayoría opositora, negó en el plenario la resolución, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró que la medida es "constitucional", dando pie a un nuevo choque de poderes.

"El TSJ nuevamente viola la constitución que juró defender, Maduro ha preferido manipular y tergiversar nuestra carta magna en un intento burdo por retrasar lo que ya es indetenible, que es la convocatoria a un (referendo) revocatorio", dijo Adrián Lovera, dirigente del Partido opositor Primero Justicia que lidera el dos veces excandidato presidencial, Henrique Capriles.

En tanto, en las calles, muchos venezolanos rechazan las maniobras militares. "Más de 6 horas en una cola (fila) para dos paquetes de arroz. Nos estamos muriendo de hambre y el gobierno empeñado en que le quieren dar un golpe. Un golpe es lo que lo nos está dando él a nosotros", criticó Rosa Rivas de 45 años en una fila a las afueras de un automercado en el oeste de Caracas.

De acuerdo con el último estudio del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores, una ONG local, el 37% de la población está reportando que destina entre 5 y 8 horas diarias en colas para acceder a alimentos ante un nivel de escasez que se acerca al 50% de los productos de la dieta básica. La inflación fue 180,9% en 2015.

Estados Unidos apoya mediación.

Estados Unidos expresó su apoyo a la mediación internacional en Venezuela anunciada por el ex presidente del gobierno de España, José L. Rodríguez Zapatero, que busca iniciar un diálogo entre la oposición y el gobierno.

El Departamento de Estado indicó en un comunicado que "Estados Unidos da la bienvenida al anuncio" de Rodríguez Zapatero e instó al gobierno y la oposición a entablar "un diálogo productivo". Agregó que "apoyamos este diálogo como una manera de garantizar el respeto de la volunta del pueblo venezolano, el cumplimiento de la ley, la separación de poderes y el proceso democrático".

Rodríguez Zapatero anunció que, a instancias de la Unsaur, intentará sentar a la mesa de negociaciones al presidente Nicolás Maduro y a la oposición, con las ayuda de los ex presidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Manuel Torrijos (Panamá).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)