VENEZUELA

Maduro aumenta salarios al estar acorralado por la crisis

“¿Ustedes creen que un presidente de la derecha puede hacer esto?”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maduro realizó una movilización sobre la sede del Ejecutivo. Foto: AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció ayer un alza del salario mínimo y de las pensiones de un 30 % y en la manifestación de ayer por el Día del Trabajador detalló que con este incremento y otros el ingreso reporta este año un repunte de un 105 %.

Se trata del duodécimo incremento salarial que decreta desde que asumió el cargo hace tres años y el segundo de 2016, y regirá desde hoy, dijo en una alocución televisada.

El ingreso mínimo integral pasará a 33.636 bolívares (equivalente a 88,89 dólares, unos 2.800 pesos uruguayos), con la suma del salario (15.051 bolívares) y un bono de obligatorio de alimentación (18.585 bolívares), precisó el jefe de Estado.

"¿Ustedes creen que un presidente de la derecha podría hacer esto? Solo un presidente chavista puede defender los salarios y las pensiones (...); misiles de defensa en la guerra económica", dijo en alusión a la inflación y al desabastecimiento de productos que achaca a la oposición para intentar dar al traste con su gestión.

Para el ministro de Trabajo venezolano el alza es "insuficiente" y lo será cualquier otra si persiste "la guerra económica" a la que el chavismo atribuye la crisis económica.

"Podemos seguir aumentando los salarios, pero no hacemos nada si no logramos vencer la especulación, el acaparamiento, la guerra económica que tiene una incidencia muy importante en la inflación", declaró al canal Telesur.

En una primera reacción opositora, el candidato en las dos últimas elecciones presidenciales, Henrique Capriles, destacó que el monto de 33.636 bolívares alcanza solo para comprar una quinta parte de la llamada "canasta alimentaria familiar" que reúne los artículos de consumo básico masivo.

"Todos los aumentos de este señor (Maduro) son una burla. La inflación disparada y solo en marzo (llegó a) más de 20%", escribió Capriles en Twitter.

La última cifra oficial difundida por el Gobierno de Maduro dio cuenta de que Venezuela cerró el año 2015 con una inflación de 180 %.

Según cálculos realizados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) difundidos el pasado miércoles, Venezuela cerrará este año con una inflación de un 720 % y de 2.200 % en 2017.

"Un plan magnicida".

En medio de la crisis económica que enfrenta Venezuela, ayer el presidente Maduro anunció que hay "varias decenas de detenidos" vinculados a un nuevo supuesto plan para matarlo y ordenó una "rebelión y decretar una huelga general indefinida" en caso de que algún complot resulte exitoso.

"Yo no he querido estar alarmándolos a ustedes, pero tenemos varias decenas de detenidos y ayer (por el sábado) detuvimos a una gente tomando las alturas de unos edificios" próximos al lugar donde debía rematar la marcha de ayer, dijo ante miles de manifestantes en una alocución transmitida en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Por ese aparente intento de francotiradores dijo, sin ofrecer más detalles, que decidió que la marcha por el Día de los Trabajadores culminara en el Palacio presidencial.

"La oligarquía y el imperialismo (como suele referirse a EE.UU.) están desesperados" y si "algún día hicieran algo contra mí y lograran tomar este palacio, por una vía o por otra, yo les ordeno a ustedes, hombres y mujeres de la case obrera, declararse en rebelión y decretar una huelga general indefinida", pidió a sus seguidores.

Maduro ha denunciado en diversas oportunidades otros planes magnicidas en su contra, el último el 13 de abril pasado.

Ese día afirmó, asimismo antes miles de simpatizantes, que tenía "pruebas" de un plan que atribuyó a paramilitares y dijo que las presentaría en "las próximas horas", pero no lo hizo.

"En las próximas horas vamos a mostrar pruebas de unos campamentos paramilitares que se descubrieron en el estado Miranda (centro) para asesinarme", dijo tras advertir que no quería referirse más al asunto para "no enrarecer el clima".

"Creo que soy —dijo ayer— el ser más atacado en Venezuela; creo que soy el ser humano más atacado del planeta Tierra".

El gobernante venezolano se autodefinió como "objetivo del imperialismo rapaz y criminal" y ante ello exclamó: "¡Me siento orgulloso, carajo!". Y repitió que confiaba en que esos "planes" no tendrán éxito.

Hubo adelanto del reloj

Los venezolanos adelantaron ayer 30 minutos sus relojes como consecuencia del cambio de la hora legal, una medida ordenada por Nicolás Maduro para hacer frente a la crisis energética.

"La decisión que ha tomado el presidente es volver al huso horario de cuatro horas menos con respecto al meridiano de Greenwich", que estuvo vigente hasta 2007, anunció hace un par de semanas el ministro para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza. A las 2:30 de la madrugada, hora local, los relojes se adelantaron media hora, hasta las 2.00. Tendrán una hora menos que Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)