LA NUEVA EUROPA

Macron: devolver confianza a Francia y relanzar la UE

El nuevo presidente viaja hoy a Berlín para reunirse con Ángela Merkel.

AFP, REUTERS, EFE / PARÍS

Emmanuel Macron hizo la campaña electoral con un discurso muy pro europeo, claramente opuesto al de su rival, la ultraderechista Marine Le Pen. Y esto se reflejó ayer domingo en el palacio del Elíseo en el acto de investidura. Macron prometió "devolver la confianza" a los franceses y relanzar la Unión Europea, "ya que nos protege".

Este relanzamiento de la Unión Europea comenzará hoy lunes, cuando Macron, en su primer viaje oficial, llegue a Berlín para reunirse con la canciller alemana Ángela Merkel, como lo hizo su predecesor el socialista François Hollande en 2012 apenas asumió. Alemania y Francia son hoy los grandes sostenes del bloque europeo, y sus destinos quedaron aún más atados a partir del Brexit.

Por eso Macron quiere impulsar una cooperación más estrecha con la primera economía de la zona euro para ayudar al bloque a superar la inminente salida de Reino Unido, otro de sus miembros más poderosos.

Frente a los "excesos" del mundo, "necesitaremos una Europa más eficaz, más democrática, más política, pues es el instrumento de nuestra fuerza y de nuestra soberanía", aseguró ante sus invitados en la sala de Fiestas del Elíseo en la ceremonia de investidura.

"Una nueva página se abre para îFrancia, un nuevo impulso para Europa", escribió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en su cuenta de Twitter.

Macron es desde ayer el presidente francés de posguerra más joven y el primero nacido después de 1958, cuando Charles de Gaulle instauró la Quinta República. "La división y las fracturas en nuestra sociedad deben superarse. Sé que los franceses esperan mucho de mí. Nada me detendrá en la defensa de los más altos intereses de Francia y en el trabajo para reconciliar a los franceses", dijo.

Macron asumió sus funciones en el Elíseo en presencia de su esposa Brigitte, de 64 años, radiante y sonriente vestida con un traje de chaqueta y falda de color azul cielo, un tono muy similar al que lució Melania Trump en la investidura de su esposo en enero. Esta atípica pareja atrajo las miradas del mundo entero debido al cuarto de siglo que los separa.

El nuevo jefe de Estado, que debe aún enfrentarse a unas difíciles elecciones legislativas en las que su movimiento político buscará la mayoría absoluta para poder aplicar su ambiciosa agenda de reformas, prometió también "unir" a los franceses, cada vez más escépticos con la globalización y Europa.

El nuevo presidente de Francia y el mandatario saliente en el Palacio del Elíseo. Foto: AFP
El nuevo presidente de Francia y el mandatario saliente en el Palacio del Elíseo. Foto: AFP

"Las francesas y los franceses que se sienten olvidados por este gran movimiento del mundo deberán sentirse más protegidos", dijo. Y en esa línea, prometió reformar "profundamente la vida política" en un país preso de un desempleo endémico (10%) y aún bajo estado de emergencia debido a las amenazas terroristas.

Avisó de que no cederá "en nada" de su programa, empezando por la reforma para flexibilizar el mercado laboral.

Entre sus primeros actos de gobierno está la designación del primer ministro, que se conocerá hoy lunes.

Este será una pieza clave en las próximas semanas, porque le tocará dirigir la batalla de las legislativas de junio por el movimiento presidencial La República en Marcha.

Macron ha guardado el secreto de su elección, pero el nombre que más suena es el de Edouard Philippe, un representante de la derecha moderada cercano al ex primer ministro conservador Alain Juppé.

Philippe es diputado de Los Republicanos y alcalde de la ciudad de Le Havre, y su integración al gobierno de Macron podría aportarle el apoyo de los votantes conservadores en las legislativas de junio.

El traspaso de poderes con Hollande se llevó a cabo por la mañana en el Palacio del Elíseo con una reunión de una hora entre los dos presidentes, durante la que el saliente comunica informaciones confidenciales como los códigos de las armas nucleares.

El último acto protocolar de la jornada de investidura fue el homenaje de Macron en el monumento al soldado desconocido bajo el Arco de Triunfo, al término del cual se dio un pequeño baño de multitudes que se repitió por la tarde en el Ayuntamiento de París, donde fue recibido por la alcaldesa, Anne Hidalgo.

Después de un mandato marcado por una impopularidad récord, el presidente saliente Hollande, de 62 años, aseguró ayer domingo que dejaba "Francia en un estado bastante mejor que en el que la encontré", tras la salida de su predecesor de derechas, Nicolas Sarkozy, en 2012.

EL MATRIMONIO PRESIDENCIAL FRANCÉS.

Bibi y Manu en el Elíseo.

La primera aparición oficial de Emmanuel y Brigitte Macron fue en junio de 2015 en una cena en honor a los reyes de España. El patio del Elíseo, que ayer volvieron a recorrer en calidad de nuevos anfitriones, consagró entonces ante los franceses a una pareja acostumbrada a desafiar las convenciones. Los 24 años de diferencia entre "Bibi" y "Manu" —como se llaman en familia— y el hecho de que se conocieran cuando ella era su profesora de teatro, definen a un matrimonio que reivindica su propia normalidad. Él tenía apenas 15 y ella 39, marido y tres hijos cuando comenzaron la relación. Se casaron en 2007. A Brigitte se la ha visto revisando sus discursos o corrigiendo su entonación, dándole o no su visto bueno al final de debates o mítines y pendiente de su alimentación. Y junto a sus tres hijos y siete nietos, que Macron siente como propios y al que los pequeños llaman "daddy", subió al escenario el domingo 7 en la Explanada del Louvre, a festejar el triunfo en el baloteje. Brigitte, que dejó su trabajo en septiembre de 2015 para acompañarle, ve recompensada ahora esa entrega con el puesto de primera dama, al que Macron, que siempre ha reconocido la ayuda de su esposa, quiere dar un estatus oficial. Brigitte, la consorte de más edad en llegar al Palacio del Elíseo, es consciente de los comentarios despectivos por su diferencia de edad, pero pese a considerarlos hirientes ha sabido afrontarlos con humor.

"Tenía que presentarse en 2017, porque en 2022 su problema será mi cara", habría dicho, según su entorno, sobre los 69 años que ella tendrá al final del mandato. EFE

HOLLANDE.

"Francia está mejor que como la encontré".

François Hollande, que ayer traspasó el poder a Emmanuel Macron, aseguró que deja Francia "en mejor estado" que lo encontró hace cinco años. "Dejo el país en un estado mejor del que lo encontré", afirmó Hollande en la sede del Partido Socialista francés en París, pocos minutos después de haber abandonado el Elíseo.

Ante sus correligionarios, Hollande manifestó que le llevaría "cinco años" repasar todos los logros de su gobierno, pero destacó que "la historia recordará" que durante su mandato "se aprobó el matrimonio homosexual".

También destacó el acuerdo sobre el clima adoptado en París durante la COP21 o la labor de su gobierno para impedir que Grecia abandonara la zona euro durante los años más duros de la crisis económica en ese país.

Hollande afirmó sentirse "orgulloso" de su combate contra el terrorismo que ha causado "terribles daños" al país y de que "durante las crisis que se han vivido, Francia se ha mantenido fiel a sí misma".

Para el futuro, el ya expresidente pidió a los socialistas que mantengan "el combate" porque "ha sido siempre la izquierda la que ha hecho avanzar el progreso social y permitido la recuperación económica".

Apoyo para los Juegos Olímpicos París 2024.

París-2024 pasó con buena nota ayer domingo su primer examen, si se tiene en cuenta las palabras del presidente de la comisión de evaluación del COI, Patrick Baumann, en el primero de los tres días de visita. Por otra parte, París-2024 confirmó el encuentro entre el nuevo presidente Emmanuel Macron, y los miembros de la comisión de evaluación, mañana martes en el Elíseo.

"París debe apoyarse en el optimismo y la movilización de todos nuestros conciudadanos y yo los acompañaré plenamente, en esta empresa que es la vuestra, para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y el objetivo de 2024", declaró Macron en el Ayuntamiento de París.

Interviniendo ante la prensa al final de la primera jornada de trabajo, Patrick Baumann, miembro del COI en calidad de secretario general de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), habló de "una jornada muy especial para París y Francia", en referencia a la investidura del presidente.

"Es un honor que nos concede. (...) Vamos al Elíseo", explicó Bernard Lapasset, el copresidente del comité de candidatura de París-2024.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)