RIVALIDAD

Macron comienza a hacerle sombra a Merkel en Europa

Éxitos diplomáticos tras visitas de Trump y Putin a París.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El primer ministro de Israel con Macron. Foto: Reuters

Detrás de las sonrisas y del nuevo dinamismo en la relación franco-alemana se dibuja una rivalidad cada vez más nítida entre Emmanuel Macron y Angela Merkel por el liderazgo de la Unión Europea. Las visitas de Donald Trump a París para la fiesta nacional del 14 de julio y la del presidente ruso Vladimir Putin, en mayo, fueron un éxito diplomático para Macron y un ejemplo del cambio de papeles en el continente.

"Francia volvió al ruedo", estima Jean-Dominique Giuliani, presidente de la Fundación Schuman que analiza cuestiones europeas. "Hay un nuevo equilibrio, que era necesario, en la relación con Alemania", agrega.

Merkel domina desde hace años el tablero diplomático europeo. Tras el Brexit y la elección de Trump, la prensa anglosajona la calificó incluso de nueva "líder del mundo libre".

Francia, sumida en dificultades económicas y penalizada por la impopularidad récord de su expresidente, François Hollande, que le quitó margen de maniobra, fue durante años inaudible en el concierto de naciones. Gran Bretaña, otra de las potencias de la UE, se quedó al margen de la gestión de los temas del continente.

Pero la llegada al poder de Macron contribuye a repartir de nuevo la cartas.

En Alemania sorprendió la visita de Trump a París y los ostensibles signos de complicidad entre el nuevo presidente francés y su homólogo estadounidense en el G20 de Hamburgo. "Los alemanes quedaron sorprendidos por el anuncio de la visita de Trump a París", señala una fuente diplomática. "Con este gesto, Emmanuel Macron quiere adular al presidente estadounidense y darse un perfil de líder en Europa", subrayó esta semana el semanario Spiegel.

Macron parece tenderle la mano a Trump para mantenerle "dentro del círculo" mientras Merkel escogió la firmeza con el presidente estadounidense, del que critica sus veleidades proteccionistas o la decisión de retirarse del acuerdo de París sobre el clima. "No vamos a esconder nuestras diferencias", afirmó en la reciente cumbre del G20 en Hamburgo.

Al recibir a Trump con todos los honores, Macron "no levantó los ojos al cielo ni lo sermoneó, como hizo Merkel en el G20, sino que lo recibió con un desfile militar espectacular y palabras amables", dijo el domingo el periódico suizo Neue Zürcher Zeitung. "Macron podría reemplazar a Merkel en su posición de diplomático en jefe de la UE", agregó el diario.

La hora de la verdad entre Merkel y Macron llegará después de las elecciones alemanas de septiembre, cuando empiecen a fondo las discusiones sobre la reforma de la zona euro, en las que París y Berlín tienen posiciones muy diferentes.

Israel-palestinos.

Mientras tanto, Macron sigue con su agenda de visitas de líderes mundiales a París. Ayer domingo recibió al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ante quien reafirmó la posición tradicional de Francia a favor de dos Estados, y reclamó que se reanuden con ese objetivo las negociaciones con los palestinos. La réplica de Netanyahu vino con el argumento de que "los palestinos se niegan a reconocer un Estado judío independiente".

Macron invitó a París al primer ministro israelí para los actos por el 75 aniversario de las redadas de más de 13.000 judíos (de ellos más de 4.000 niños) que llevaron a cabo las fuerzas del orden francesas en julio de 1942, durante el régimen colaboracionista con los nazis de Vichy.

Macron, en línea con sus tres predecesores François Hollande, Nicolas Sarkozy y Jacques Chirac, reiteró la plena responsabilidad de Francia en esas redadas que condujeron a esas personas al campo de exterminio de Auschwitz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)